viernes, 16 de enero de 2009

EL ULTIMO JUEVES

Hoy, el último jueves de agosto, decidí escribirle una carta.
Pensé contarle del frio que hizo, que llovió todo el día y que no deje de pensar en él.
Pensé en contarle de mi vida, preguntar sobre su familia y seguir hablando sobre el clima.
Y aunque tenía muchas cosas que decirle, la hoja quedo medio vacía, entonces le agregué una foto mía. La pegue en el papel para que no pareciera una carta incompleta.

Busque en el cajón un sobre de color, entre el rojo y el verde elegí el verde, porque si le mandaba el otro iba a parecer una carta de amor.
Me puse el abrigo, y fui caminando hacia el correo. Hacia frio y ya estaba anocheciendo.
Hice la cola, me atendió el empleado, le pague, y le puso al sobre verde una estampilla. Lleve la carta al buzón, quede por unos segundos mirando fijamente el buzón. Un hombre me interrumpió, y solté la carta.
Mientras me hablaba la vi deslizarse lentamente, y me di cuenta que no le puse su dirección, pero no hice nada, y me fui.
Quizás otro día le volvía a escribir.

6 comentarios:

Panchuss dijo...

el final me dejo medio perplejo. Lo terminas con, Quizas otro dia le volvia a escribir.
hay amor escondido en el color del sobre. Hay un vacio que queres llenar con tu imagen, o tu foto, que es lo que no podes escribir.
si le puedo encontrar un final, se me hace que la carta fue como una botella al mar, con un texto que con suerte alguien leera.

panchuss

Angélica Meza dijo...

A veces el otro ignora demasiadas cosas, como si lloras cuando regresa o cuando se va, si te embriagas de odio después de haberlo amado con locura. Terminamos siendo una larga serie de víctimas y verdugos, a veces de una forma refinada, como si la lucha eterna de egos heridos fuera suficiente excusa, aunque quizás, sólo buscamos afinidades que no existen.
Besos
Y mucho animo!!!

azpeitia dijo...

Muy bello Carla....azpeitia

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Leí tu carta sin dirección y me parece que que en realidad asi lo deseabas y que su destino era la incognita

Gracias por estar en mi espacio y por el apoyo a Claudia por la censura injusta que se le coloco a su arte.

Un beso amiga
Celia

Ligia dijo...

Carla:

"El último jueves" me parece perfecto.

Atrapa desde las primeras líneas. La narración esta bien controlada: pocas palabras que expresan mucho.

Aprovechas el tiempo-relato de una forma increíble.

Un final de los que pocos escritores pueden lograr.

Te felicito,

Extranjera dijo...

Se me hace muy romántica la idea de que exista alguien que mande cartas si direcciones. Quien sabe quizás la recibe quien de verdad la necesite. Aparte, en estos tiempos tecnológicos me parece hermosa la comunicación epistolar.
Abrazos!