jueves, 11 de marzo de 2010

Un amor para mi. Noelia.

Este cuento, fue a partir de una consigna de la última reunión del taller. Espero que les guste, ya que no suelo escribir cuentos, me resulta un poco difícil, y no se cuando me voy a volver a animar...
La idea era... "Un hombre, en Monte Carlo, va al casino, gana un millón, vuleve a su casa. Se suicida."

La vida entera en un segundo, un sueño en blanco, los ojos mirando al cielo.
Rubén se levantó, se dio una ducha y se dispuso a sacarse de la cabeza la noche anterior.
Salió de su casa con doscientos pesos en la billetera y el alma vacía. Soñó con un cambio de suerte, con perderlo todo, con la familia inexistente, con el juego desmedido, con lecciones que sorprenden cuando tenés gente que te rodea. Caminaba solo.
Veinte cuadras y llegaba. Quince pesos de remis y las luces lo esperaban. Un atado de cigarrillos largos que durarían lo que durasen.
“Maquinitas pagadoras”, “Esta nunca da plata”. Se sentó y como rutina comenzó a perder una a una cada ficha.
Como si a sus deseos alguien hubiese atendido, con ruidos y con luces, y frente a una multitud se encontraba. Frente a él, el premio mayor y la suerte golpeándolo por la espalda hasta dejarlo sin aire.
Se cruzó con muchas miradas, de desprecio y de envidia, de sorpresa y de desilusión, y ante todas, sin pensarlo si quiera, respondía con una sonrisa que no demostraba nada. Ni grandezas. Ni pobrezas.
Se llevó el efectivo que marcaría su destino. Decidió no volver a jugar, no apostar a nada, no medir los actos, volver a su casa y llamar a María.
Ella lo había dejado. Después de unas horas apasionadas con el corazón en la mano y un futuro en los ojos, lo había dejado.
La llamó para decirle que había conseguido dos pasajes hacia una nueva vida para ellos, una vida juntos sin preocupaciones ni problemas, para decirle que compraría una casa para poder, por fin, terminar con los miserables días pasados. La llamó para decirle que la amaba, que iban a poder ser felices…
La llamó una vez.
La llamó dos veces hasta que atendía el contestador. Nunca dejaba mensajes. Le resultaban fríos, le parecía que nadie les daba importancia.
La tercera es la vencida.
María contestó. Rubén solo atinó a decirle ¿Porqué me dejaste?, la misma pregunta que tantas veces se había repetido la noche anterior, la misma pregunta de la que no obtenía respuesta alguna, una pregunta que al menos pudiera aceptar.
María no lo amaba, no lo iba a amar.
- María, gané! Podemos ser felices! Ahora si!
María cortó.
Con la fuerza que rompen las olas a la orilla del mar y con la fuerza de los vientos que azota a los árboles, María terminó de quebrar a Rubén en último silencio que no llegó a escuchar.



25 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Noelia, para serte muy sincera, no se te nota en lo absoluto que sea un género que te cueste. Me pareció muy bueno el cuento, te felicito.
Cariños!

SIL dijo...

Afortunado en el juego, desgraciado en amores !

Vaya lección para entender que el amor no se puede comprar...

Original, intenso y con moraleja, Noe.

Un abrazo inmenso.

SIL

Vale dijo...

Hola Noelia, esta es la primera vez que te leo, y me gustó mucho tu cuento.
Resolviste muy bien la consigna, fluye muy natural.
Es interesante el personaje, porque su desdicha no la hace solo la suerte en el juego, la hace el desprecio de una mujer, y supo hacer de ella la fuente de sentido de su vida.
Me quedo pensando que Maria nunca supo que sus palabras ocasionaron el fin de la vida de Rubén. ¿Y si hubiera sabido que para él sería el fin, que hubiera dicho? Me deja imaginando...

Felicidades.
Saludos y hasta la proxima.

joselop44 dijo...

Muy bueno. Lo has hecho de maravilla.
Un abrazo

Angela Teresa Grigera dijo...

Cuento breve pero intenso, como Vale me quedo pensando otro final.

Anngiels

anapedraza dijo...

TE costará, pero el esfuerzo bien merece la pena porque te ha quedado muy bien.

La suerte es esquiva, casi siempre, y a veces, no sabemos valorar la suerte que tenemos en otras cosas, como el amor.

¡Un beso!

MIGUEL

GOGO dijo...

tienes razonn..se nota que te cuestaaa...siiiiiii..ayssss...menos mallll..!! jajaja

una genia amiguitaaa..!!

te quedoo de 10..!!

lujito leertee..!!

mi cariñoo entregado en manoo..!!

Carla dijo...

Te admiro Noelia, tenes una forma de describir cada detalle que hacen de este cuento una maravilla.

Sol. dijo...

Oh, ahora me pondré a leer el cuento. Cuando lo haga, comento =).
Ah, y mientras me pondré a seguirlos :)!
Un beso y éxitos!

El Drac dijo...

De verdad parece que este relato lo hubieras sacado de mi historia actual, me ha dado en la llaga. Comprenderás que no puedo decir si está bueno, me ha dejado consternado. Un gran abrazo.

Panchuss dijo...

Lo bueno de leer tus textos es encontrar la realidad en la ficcion.
tenes estilo y un algo mas, para que esos textos que escribis tengan tu nombre.
pero acordate que todos apostamos, a nuestro trabajo, a nuestras esperanzas, a la vida que queremos vivir. ponemos nuestras fichas en lo que queremos ganar, pero tambien en lo que queremos repartir.

Y lo peor es que el jugador apuesta todo.

aunque no lo conociste mucho, sos muy parecida a tu tio, El carlitos.
el loco hizo lo que quizo y nadie se lo impidio.se fue a estados unidos, enrollo la bandera de la estrellitas y se la fumo. y jamas penso en lo que dirian.


!QUE H...DE P...!(para los gorilas que no soportan las malas palabras), como le dije a Netomancia, si te puteo es porque es bueno tu texto. es mi mayor expresion en castellano-lunfardo-moderno.

Noe. segui asi.


panchuss

beker dijo...

A mi me ha gustado, atrapados en ese círculo de opulencia económica, pero con una pobreza infinita de sentimientos,,, un saludo

Lisandro dijo...

Es como dice Carli Noe... los detalles los tenes incorporados y enriquecen muchisimo a quien te lee!!! te quiero mucho.. me encanto!

Ligia Melo Martínez dijo...

Noelia...me gusta tu cuento...me gusta mucho!
Sentimientos a flor de piel en todo el desarrollo.
Muy bueno, felicidades!

lidia dijo...

UN TRABAJO AMOROSO,POR DONDE SE LO LEA,BRAVO POR VOS!
GRACIAS
LIDIA-LA ESCRIBA

medianoche dijo...

Hermoso... te quedo fantástico.

Besos

Clara dijo...

No parece un cuento, parece más bien el relato de una crónica policial. Estas cosas suceden y bastante seguido. Cuando se piensa que el dinero es la solución a todos los males, la realidad muestra que no es así.
Saludos y que tengan una linda semana.



Muchas Gracias Total

Belkis dijo...

Para no saber escribir cuentos lo has hecho de maravillas. A mi me ha gustado sobre todo el hecho de que el amor no tiene nada que ver con el tener, sino con el ser. Eso lo refleja la actitud de la chica, y en él, tampoco el tener fue suficiente pra conseguir su felicidad. Buen mensaje.
Me gusta.
Un saludo cordial

without dijo...

El precio de un deseo?

Besos

FACEBOOK dijo...

Silvia Beatriz Giordano: Noelia: También se te da la prosa. Me gustó
·

Susana Cernello: Te felicito Noelia! es cuestión de arriesgarse y asi salen las cosas, tan buenas como tu cuento. Un abrazo.


Norma Ruiz: Noelia eres toda una revelación-
tenemos facetas que vamos descubriendólas con el ejercicio.
muy bueno tu cuento
besos

Ivan Ignacio dijo...

Con personajes tan patéticos podes tirarles guiones a los Cohen.

Comparto con Sil, muy bueno no sabes si reirte con congraciarte con el pobre Rube... jeje

Nos vemos en el taller

Pd: Voten Lichi director

el oso dijo...

¿Así que te cuesta el cuento?
¡Qué sería si no te costara!
Las consignas de taller sirven qpara que cada uno despliegue su óptica, su sentir, sus impresiones y compartirlas. Muy, muy bueno , Noe.
Besos

MariluzGH dijo...

Me gustaría "no saber escribir cuentos como tu". Me encantó... enhorabuena

abrazos

Carla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Susana dijo...

Muy buen trabajo Noe, excelente.
Te pasaste (a mi no me quedo tan bien) jejeje
Un besaso te quiero.
AH! El comentario suprimido anterior fui yo ....me mande un errorcito je.