domingo, 25 de julio de 2010

Delirios de una madrugada fria

Cuento con los puñales del viento
mi pecho expuesto al aire frío.
Sangra en la congoja los recuerdos
y los deseos que no se harán realidad.
Y qué pensar. El frío en mis pies
me limita los pensamientos…
cómo resguardarme en los sentimientos
si ellos mismos, el abrigo me negaron.


La luna se cubre en la oscuridad
las lagrimas corren como tinta aguada
como un papel con sed de lluvia.
La tormenta no es mi cómplice, no ayuda
y me centro sobre esta verdad.
Se oyen gritos desde el cielo,
la furia de Dios se presenta sin ser esperada.
Temo por lo que ocurrirá hoy y mañana
Temo no ver el sol
no respirar aire de alivio
temo a la neblina espesa
que carcome mis pulmones
como el ultimo cigarrillo consumido
maldita agitación, maldito vicio.
Temo a la nada misma, a la misma nada
temo… temo… temo… ¡ay palabra bastarda!
Dónde quedo el valor que me caracterizaba
dónde quedo aquel amor, quien lo alimentaba.
Se esfumó por arte de magia
en esta madrugada, hoy no está.
Desapareció como la ilusión
dejándome en arduo silencio
sintiendo al desprecio
que no se negó en aparecer.
Y cómo cuesta crecer,
como cuesta creer y seguir creyendo
cuando fueron ellos mismos
aquellos a quienes rendí mi fe
y que ahora me dan la espalda,
mis santos y mis muertos.
Cómo seguir en el intento
con los golpes fuerte del viento
sangrándome los recuerdos,
escondiéndose de pena mi propio reflejo,
escondiendo la realidad.
Pero sigo, por más que no quiera continuar.
Sigo, aunque también mire hacia atrás,
sigo por el susurro de un eco
que se escucha allá, detrás, a lo lejos
y porque se que ella también está
en el interior de aquel espejo.

14 comentarios:

SIL dijo...

Éxplosión de oscuridad, éso sentí al leer el poema.
Desolador, Lichi...

Es una pesadilla en versos.

Seguir es la única opción.
Esperar el alba,
dar la espalda a los espejos,
y seguir...

BESO (GRANDE)

SIL

Duna dijo...

Ay amigo, que triste, pero que mas remedio queda que continuar?
Vamos, ánimo.
Besos

Manolo Jiménez dijo...

A veces parece que todo es oscuridad, pero no es así. Siempre hay un punto de luz al que aferrarse.

Mira bien a tu alrededor, creo tienes unos cuantos.

Decirte que cada día escribes mejor es repetirme, pero es verdad.

Abrazos.

Rosa María dijo...

Cuando la desdicha aparca en nuestra parcela, debemos de agarrarnos al volante de la esperanza, y en primer cambio de rasante, aprovecharemos el impulso para volar al cielo...Una vez el eco nos repita que nos espera...bajaremos a la tierra y regaremos el jardín del amor.
Bravo amigos, bravo por esa caminata de la vida en ese delirio de madrugada.
Biquiños para todos

Carla dijo...

Maravilloso y triste. Pero como vos decis, hay que seguir!!!

jordim dijo...

Buen poema, lo triste a veces es maravilloso, la vida no es siempre sonrisas..

Norma Ruiz dijo...

Lichi:
a veces el aprendizaje de la vida, es doloroso, imprevisto.
pero no debe desalentarnos,
siempre podemos elegir nuestro camino.
besotes para todos

beker dijo...

Una pena que late en medio de las letras y que le da un tono de profunda tristeza... me quedé con ese final "pero sigo" porque a veces es tan costoso levantar cada día cuando parece que se ha roto el vínculo de un sentimiento. Abrazos amigo

MariluzGH dijo...

Si usara sombrero lo quitáría en tu honor... llora mi corazón al leer tus versos, al sentir tu negrura y sonríe ante la fuerza de voluntad que te hace decír sigo...

Te felicito y agradezco nos permitas disfrutar (aún en el dolor) de tu maestría.

Un beso (o tal vez dos) :)

Lasosita dijo...

Desgarradoras tus palabras. El dolor tan bien expresado me hace sentir alguno que todos, de una forma o de otra, en diversas circunstancias hemos sentido.

Que parece que aguarda, para repetirse.
O se esconde para sorprender.

Pero dará treguas, amigo,
dará treguas...

Un saludo!

Jacqueline dijo...

que triste dulzura

Anouna dijo...

Como cuesta crecer!! Pues con muchos versos a cuesta haciéndose la misma pregunta; crecer implica dolor hasta en los mismos huesos, pero una vez que se crece (que nunca acaba) se ve la vida de distinta manera, eso me han dicho al menos aquellos-as que han crecido ya un monton, luego ya no duele tanto. Mucho animo, la vida es tan bella aún doliendo.

Me alegra leerte, veo que vas creciendo. Besos miles, Anouna

Braulio Pereira dijo...

en cada mañana
hay un amanecer
vida sana
fuerza de un querer


abrazo fraterno!!

Paula Olivieri dijo...

Siempre hay que seguir Li! Aún cuando no se ve el camino por la oscuridad, siempre aparecerá alguna luciérnaga salvadora :D
Te quiero amigo
Abrazo apretaíto.