jueves, 23 de diciembre de 2010

Conakry por Iván Ignacio

1-El Capitán

Recuerdo que cuando era portuario, hace ya varios años, cuando caían con frecuencia las heladas que hoy escasean y los veranos eran mas amigables.
Trabajé en un puerto perdido en una bahía sin faro, donde se trabajaba de día, y de noche se descansaba.
Ningún barco se adentraba en la bahía por las noches, ni siquiera en noches estrelladas o con luna llena. Ninguno a excepción del "Conakry", entraba a la bahía muy despacio, casi a paso de hombre, iluminaba su camino con un reflector direccional y que destellaba una luz extraña, era una luz un tanto verde.

Me desempeñaba en el turno noche, en ese turno solo trabajábamos dos personas. Yo era el sereno, recorría alumbrando todo con una linterna, caminaba por los muelles y los galpones; La vida se desperdicia en un trabajo solitario y monótono, tal es así que a veces me entretenía con un palangre o pasaba por la portería (Donde trabajaba el otro empleado, mi amigo Yuri, el portero).


2-El Conakry

El Conakry era un barco pequeño, el puerto tenia un calado mínimo; Llegaba de vez en cuando, no venía todos los años, pero sí venía siempre con las calmas aguas de finales de verano. Su capitán era un hombre de mi edad, suponía que era de algún lugar de África Occidental. A pesar de haberlo visto siempre en la cabina, daba la impresión de ser alguien seguro y de sonrisa difícil. Siempre me saludó desde la cabina con respeto y simpleza. Dejaba su bote tan prolijamente cerca de la orilla que no hacia falta que alguien me tirara el amarre, solo me estiraba a tomar de la antigua y gruesa cuerda de yute y amarrarlo yo mismo. Desde detrás del vidrio me agradecía con una saludo y una sonrisa pobre pero real. Una vez asegurado todo, apagaba la luz y la despintada cabina se teñía de oscuridad, y seguro iba a descansar.
Mi turno y el de Yuri se terminaban cuando salia el sol. Cuando volvía a la siguiente noche el barco ya se había ido.


3-La luz

Muchas veces me pareció ver entre la neblina nocturna iluminada por ese reflector verdoso algo que escapaba de lo remotamente de lo normal, en un lugar el vapor se concentraba en un extraño suceso, de la nada y de a poco una imagen un tanto humana aparecía frente a mí, no poseía perfecta definición, tampoco era tan difusa.
Pero entendía con claridad que me tendía la mano, pidiendo algo. Y quedaba ahí, Así como solo aparecía con la extraña luz verde del barco, solo se volvía a la habitual neblina al darle yo la espalda.
Como no todos los principios del otoño traían al Conakry, no todas las veces que venia me hacia ver a ese ente.
Sin nadie nunca a mi lado que me ayude a confirmar si era real lo que se me presentó al menos una docena de veces o era producto del cansancio, la soledad y el aburrimiento.


La anécdota relatada en el Conakry continúa en una segunda parte "La busqueda del Conakry". Clic aquí

9 comentarios:

mimbre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
SIL dijo...

Ahá.
Y encima me dejaste con las ganas.
Sospecho que quizás después del saludo y apagar todas las luces, el capitán del Conakry no se iba a descansar...

Abrazo especial a la tropa entera.

TO BE CONTINUED...

SIL

Carla Kowalski dijo...

Lo que mas me gustó fue el tercer capítulo...
Espero ansiosa la segunda parte!!!!

Galán de Barrio dijo...

interesante, ivan, me gustan las historias de barcos, puertos y capitanes... espero la segunda

saludos, felices fiestas a todos los kapa!

EL AVE PEREGRINA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ivan Ignacio dijo...

Gracias por los comentarios,me alegro que lo hayan leido.

Creo que quienes desearon buenos augurios lo hacen por todos los demas , asi que no se aceptan mas mensajes de feliz anvidad

SIL dijo...

Iván, me hacés matar de risa a 250 kilómetros, qué personaje que sos.
Estoy desayunando café con leche y se me enfría de lo que me estoy retorciendo de carcajadas.

ABRAZOOOOOOOOOOO ENORME

YOP

:DDDDDDDDDDDD

Maria Susana dijo...

….y habrá que esperar pues….falta mucho para la segunda entrega???? Esta mal pedir que si la tenés me la mandes a mi correo????? Porfis, porfisssssss….porfis ¡!!!!!!
¿ya llegamos a la India? Ya llegamos a la India? Ya llegamos a la India?
jaaa ah! casi me olvido FELICES FIESTAS PARA TODOS!!!!!

MariluzGH dijo...

Aaaaah ¿y me harás esperar mucho?...

Iván, he trabajado 8 años en un puerto deportivo y me has recordado los paseos entre los amarres con la radio en mano y saludando a tripulaciones y armadores

Feliz Navidad... ah, que ya no se podía dejar más ;)

abrazos