domingo, 21 de diciembre de 2008

EL APARADOR

El Aparador marrón de mis abuelos tiene olor a viejo,
y los vidrios transparentes reflejan las paredes manchadas
manchadas con colores que me invitan a jugar
jugando con colores que me manchan al pasar.
Y al lado la heladera, se abre con la Coca Cola de vidrio
que mi abuelo me regala sólo porque es domingo.

Y si es de noche el horno a leña ilumina esta ciudad
Y si es de día la mesa cruje con el palo de amasar
Y si me pierdo en mi niñez, corro al gallinero
Y los veo nuevamente y conservo mis recuerdos.

Dedicado a mis abuelos Herminio, Maria, Natividad y Karol, que ya no estan conmigo.
Abuelos, los extraño y los quiero. Feliz Navidad

4 comentarios:

el oso dijo...

Emotivo y bello, Carla.
Por un instante me trajiste a mis abuelas que tanto amé.
Felicitaciones.

Panchuss dijo...

carla:
lo significativo de escribir es transferir.
tus vivencias se hacen pensamiento e imagen en cada palabra escrita.
tus sentimientos afloran con cada letra.
mas que decir hermoso,
tengo que decir,
sentido,
lo senti.

pancho

Sil dijo...

Aparadores y gallineros. Mis abuelos todo eso tenian. Y qué poco !!! y qué felices.

Conmovedores versos.
Te Felicito.

Navegante Del Alma dijo...

Pero que belleza.
Sentí al leerlo más que un relato, una canción infantil, tiene mucho ritmo tu escrito.
He leído tres de tus publicaciones, más que suficiente para irme satisfecho y volver otro día con un café por compañía.
Besito y abrazo.