jueves, 16 de abril de 2009

TALLER ABIERTO ABRIL

Como todos ya saben, el taller abierto es un espacio, en el que una vez por mes publicamos el trabajo de las personas que visitan nuestro blog y nos envian un texto de su autoria. Hoy le toca a Abril.
En este mes hemos elegido los textos de Norma Ruiz y de Paola (conocida como Duquesa de Katmandu).
Norma Ruiz es de Rosario, Argentina. Asiste a un taller literario en la biblioteca argentina, nos cuenta que le gusta compartir lo que escribe y nos envia su poema "A mi madre".
Paola es una amiga de la casa. Es de Buenos Aires, Argentina. Tiene un blog literario muy interesante que invitamos a visitar es: Katmandu y nos regala su cuento "Doctus cum libro".
Para leer los textos has click en "Leer mas"


A MI MADRE, por Norma Ruiz.
la luna ha envejecido tús cabellos
el negro carbón, se ha desteñido
frágil es el cuerpo
los años pesan...
te debilitas en cada suspiro
las experiencias se guardarón en los surcos de tú frente
rostro pequeño, tallado en el dolor
todavía tienes impreso la cicatriz en el vientre, envuelta en pliegues de piel.
las manos son todavía mi esperanza...
cúantas veces te digo al oído que te quiero
plena, has conseguido el justo equilibrio ABRIL
vida, muerte
sólo se trata de eso
a veces quisiera que fueras como el árbol
para podar sus ramas viejas
luna mezquina, me robaste el alba
dejándome desnuda
y.... la puerta abierta
añoche soñaste con él
te abrazaba
pero, yo le hablé,
dale tiempo.....




DOCTUS CUM LIBRO por Paola(Duquesa de Katmandu)

Oxímedes Cartapesta había sido un niño precoz. Sus primeras palabras pronunciadas claramente y sin titubeos (su nombre y apellido y dirección con código postal), llegaron a los oídos de su madre a la tierna edad de un año.
A los cuatro, mientras la maestra de la Salita Celeste dirigía la batuta al son de “Manuelita la tortuga” (la que vivía en Pehuajó pero un día se marchó), el infante sorprendió a todos sus compañeritos, dejándolos con la mandíbula caída y temblorosa (para siempre, en el caso de Don Pascual, a la sazón, portero del establecimiento educativo, cuya edad avanzada y poca oxigenación cerebral se combinaron de mala manera al observar la escena de alto voltaje cognitivo). Oxímedes levantó la mano y pidió la palabra para recitar el primer soneto (inédito) de su autoría, intitulado “Las tortugas son quelonios”.

Con el tiempo, aquella envidiable facilidad para combinar palabras al ritmo de su palpitante sentir, se fue transformando en una pasión descontrolada por el acopio, acuñamiento y archivo palabreril y lexical (con picos de lectura y producción editorial durante la fase de cuarto creciente).
Era capaz de reproducir al dedillo, con los ojos cerrados y haciendo la vertical, el 99% de las definiciones contenidas en esos libros abultados, de tapa dura (o blanda) que suelen ilustrar con imágenes el qué quiere decir qué.

Al culminar séptimo grado, hallóse sin amigos con quien compartir su afición por las palabras cruzadas, el scrabble, el ahorcado y el tutti-frutti. Les ganaba invariablemente, enrostrándoles su éxito con el “baile de las palabras mudas”, su último invento (un conjunto de movimientos corporales ejecutados con la boca cerrada, en el que utilizando el lenguaje de señas, se burlaba olímpicamente de sus oponentes).

Su adolescencia transcurrió, pletórica y rebosante de descubrimientos, palpitaciones y sueños húmedos. Se sentía feliz y satisfecho entre las páginas lustrosas del DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, EL PEQUEÑO LAROUSSE ILUSTRADO, PATORUZÚ, LA ENCICLOPEDIA (Diderot y D´Alembert) y la ENCICLOPEDIA BRITÁNICA.

Todo marchaba viento en popa hasta que la desgracia llamó a su puerta. Y Oxímedes respondió.
Un falso vendedor de licuadoras y antiguo compañero de banco de cuarto grado, llamado Kuaing Chan aprovechó la mala memoria fotográfica de Oxímedes e ingresó a su templo del saber con la excusa de mostrarle las últimas maravillas en electrodomésticos.
Kuaing jamás había podido recuperarse del trauma conocido como "burlado por escasez de vocabulario o economía lingüística”.
Mientras Oxímedes leía absorto el manual de uso de la licuadora XXY, Kuaing sintió una necesidad apremiante de aplicarle una soberana paliza justiciera. Y movido con la fuerza de la erupción del Vesubio, le asestó un golpe certero en el peroné de la pierna derecha, con el artefacto que se utiliza para triturar frutas (de última generación). Remató, con baba de satisfacción deslizándose por las comisuras, y los ojos en blanco, con un toque de gracia propinado justo en el contenedor craneano del archivo mental de nuestro protagonista.

Según los dichos del nieto de Don Pascual (acusado de autor intelectual y cómplice de Kuaing), las últimas palabras de Oxímedes fueron “sic” (San Isidro Club).




24 comentarios:

Carla dijo...

Felicitaciones a las dos!
Son muy hermosos los dos textos!
El poema de Norma es muy tierno y a la vez doloroso... habla de una hija que esta a punto de perder a su madre y ruega por tener unos minutos mas de ella.

El cuento de Paola es increible, muy original... te lleva a la lectura tan facilmente... Nos hace reir y nos hace pensar, en lo que nos puede hacer la envidia, y en la solitaria vida de estos niños prodigios.

Excelentes los dos textos!

anapedraza dijo...

Deseo felicitar también a ambas.

Me ha encantado el poema de Norma, ¡excelente en mi modesta opinión!

MIGUEL

Maria Susana dijo...

Norma y Paola bienvenidas a nuestro blog un gusto tenerlas y leerlas,tarea difícil fue seleccoinar solo un trabajo de cada una por la calidad de éstos... un abrazo y seguimos en contacto....

el oso dijo...

Norma: Un sentido homenaje dicho con las palabras más bellas. Felicitaciones.

Paola: ¡¡Boticaria del alma!! Felicísimo de encontrarte en Villa. Me encantó el cuento del amigo y occiso Oxímedes. Fantástico.
Me fascina ese alarde de delirio literario que deja boquiabierto.
Besotes.

Chicos del Taller... ¡¡qué par de adquisiciones!!

Merve dijo...

Felicitaciones a ambas.
Sigan asi, el aliento es parte del ser humano.

Carla, por poco me enamoras.
Gracias por pasar por mi blog y dejar esas palabras lindas. ¡Ha! y si quieres enamorme estas a tiempo, jajaja.

Besitos.
Mer, para vos.

Duna dijo...

Quiero felicitar a ambas por sus cuentos.Me parece que cuando encontramos letras asi, ganamos todos.

Carla quiero hacerte entrega de un premio para el blog del Taller.
No tengo medio para ponerme en contacto con vosotros , por eso te ruego entres en mi blog y a ver como contactamos.
Un beso para todos los integrantes del taller, y especialmente para ti Carla.
Espero tus noticias, amiga.

Duna dijo...

En vuestro correo electrónico he dejado vuestro Premio.
Felicidades.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡muy buena iniciativa!

Alejandra Menassa dijo...

Hola Carla, gracias por pasarte por mi blog. lo de los talleres literarios es fantástico, yo aprendí a escribir en uno, y todavía sigo.
Besos

Alodia dijo...

Mucho éxito por tu trabajo Carla y por darnos a conocer la labor creativa de otras personas. Yo también pasé por varios talleres. Uno de ellos impartido por Zulema Moret. Igual la conoces, es argentina. Un fuerte abrazo.

without dijo...

Un blog como taller literario? Curiosa idea.

Un abrazo

calamanda dijo...

¡Hola!¿Qué tal va todo? No he
tenido tiempo de escribirte antes,
mis trabajos se hacen largos y
necesito tiempo para pasarlos y me
falta tiempo para visitar a todos
los amigos.
Creo que ya te dije que lo del Taller me parece fantástico y para
el día de mañana os va a venir
fenomenal y te acordarás mucho de
ello.
Lo que nos traes esta semana, los
encuentro muy bonitos pero diferen
tes entre sí que es lo bueno e
importante.Ya he visto que es un
día a la semana y estaré más pendiente de esto.

Muchas gracias por tus visitas, me
hacen mucha ilusión.Estaré pendiente.

Te mando un fuerte abrazo.

CALAMANDA

calamanda dijo...

Estaba equivocada,ya veo que es
una vez al mes, de todas maneras
ha sido una ídea estupenda.

Un beso.

calamanda dijo...

¡Vaya!Se ha escapado ahí un
acento incorrecto...es idea.

Hasta pronto.

Duquesa de Katmandu dijo...

Carla:
Muchas gracias por la publicación del texto y por tus visitas!
Logré identificarme con el poema de Norma, me encantó.

beso,

Paola

Ahora hago el Universo Nuevo dijo...

hola Carla, entraste a mi blog por ello te agradesco y espero que no te pierdas. Ah bie por tu blogs entre a hechar un vistazo. Aunque sea tarde Felices Pascuas. Cuando alguien escribe de bs as me pone medio nostalgico se extraña un pcoo mucho mas ahora, no se el porque pero si se extraña

without dijo...

Hola Carla,

Gracias por tu visita, decirte que esas frases como tu las llamas son haikus. Espero que los sigáis.

Un abrazo

Anabel Botella dijo...

Tanto el poema como el cuento son preciosos. Feliciadades a las dos por mostrarnos estas joyas.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Francisco J. Gil dijo...

Dos joyas vuestras palabras, muy emotivo poema, triste pero tan hermoso...Me recuerda a un escrito sobre mi padre en mi blog...
El cuento maravilloso que da que pensar...
¡Felicidades a Norma y Paola!
Besos
hs
PD Carla gracias por tu cálido comentario, eres un dulce...

§♫*€lisa*♫§ dijo...

FELICITACIONES!!!

y en especial a Carla por difundir este hermoso colectivo , que espero siga creciendo y desarrollando tan buenos trabajos
las mejores energías para todos:=)

desde este lado de la cordillera

Harol dijo...

Excelentes ambos textos. Felicitaciones a sus autores.

Jorge Martin dijo...

muy bonitos lo dos, estilos diferentes me han encantado.nos leemos

Edge dijo...

Que original este blog!!!

Me parece genial la idea.

SalU2
T.

"Tere" dijo...

Carla gracias por tu visita, original este blog.

Norma Ruiz, su poema llego a mi corazon.
Un abrazo.
Tere.