domingo, 15 de noviembre de 2009

TALLER ABIERTO NOVIEMBRE

Como ya todos saben una vez por mes publicamos el trabajo de nuestras visitas.
En este caso nos visitan Maria Susana Malaisi y Darío Ariel Levin.
A continuación encontrarán una pequeña reseña de cada uno, luego, para leer sus textos, cliqueen "leer mas".

María Susana Malaisi, alias “Picu”, es amiga de nuestra compañera Carla, tiene 30 años y es profesora de Gimnasia. Tiene un local de ropa deportiva “Total Training” en Villa constitución, Santa Fe, Argentina. No tiene blog pero la pueden encontrar en Facebook. Hace unos años comenzó a escribir una novela sobre un grupo de amigas, en cada capítulo habla de la historia de cada una de ellas. Hoy nos envía el capítulo “Historias Verdaderas”

Darío Ariel Levin, nació en el año 1980 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Un día comenzó a escribir cuentos para chicos. Presentó sus cuentos en varias editoriales, y sus relatos comenzaron a publicarse. En esta ocasión, nos regala su cuento “Y la música siguió sonando”,
Pueden visitar su blog en: Cuando Contamos Cuentos



Historias verdaderas por María Susana Malaisi
Luz era una joven muy bella de unos 18 años, cabello castaño, ojos casi negros, trez trigueña, con voluptuosa delantera y curvas perfectas. Vivía con su familia en un pueblo no muy pequeño de gente humilde y trabajadora.
Al terminar el nivel medio viajo a una ciudad de mayor población a unos 150km, para seguir la carrera de medicina.
Con el paso de los años sus amistades fueron creciendo de a poco. Amistades que aun perduran y otras que, por diferentes razones, fueron desvaneciéndose, aunque dejaron marcas que el corazón jamás relega.

A esas razones me remito.

Luz había conocido a Pablo, en el 3º año de su carrera, un chico de su misma edad, alto, morocho, de cuerpo atlético y muy simpático. Todo empezó como una amistad que, con el paso del tiempo, se fue disipando. En cada encuentro, casual o inimaginablemente esperado, se creaba un clima de complicidad ambigua, donde cada uno jugaba a ser indiferente pero que a la vez sabían que una mirada, de esas que no se olvidan, bastaba para decirse, en silencio, palabras de su propio lenguaje, un idioma que no conocían mas que ellos. Cuanto mas tiempo pasaban juntos mas se daba cuenta que los sentimientos se correspondían.

Eso era lo que Luz creía. Por que había algo muy pero muy dentro suyo que le decía que no todo lo que brilla es oro y que no todo oro brilla.

Pablo era uno de esos chicos, que creo que todas hemos conocido alguna vez. Todo un seductor y un charlatán arrogante. Sin embargo tenia una gran virtud: decir las cosas de tal manera que, sea cual fuese el comentario, lo creías sin dudar…

Luz le creyó.

Los días, las horas y los minutos juntos fueron siendo cada vez mas y mas intensos, aun sin estar físicamente presentes, los silencios fueron transformándose en palabras dulcemente creíbles y a la vez imperturbables. Los encuentros fueron haciéndose inimaginablemente mágicos y las miradas encontraban un espacio de sinceridad. Así, eso que parecía solamente una amistad, fue llegando a lo que, Luz, ansiosamente anhelaba…escuchar de la boca de Pablo la frase que toda mujer habría querido escuchar ese mismo momento…

- Hay algo que tengo que decirte… (silencio típico)…me gustas mucho…. Me gusta estar con vos y compartir cosas. Me siento seguro con vos. Cómodo.

El corazón de Luz comenzó a latir como nunca antes lo había hecho, intento mantenerse firme como si nada hubiera escuchado aunque todo se desmoronó cuando, Pablo, poso sobre su boca, un dulce e interminable beso, el cual ella, después de varios segundos, acompaño apasionadamente. En ese instante no existía nadie mas; alrededor, la nada, era como si el entorno se hubiese oscurecido con las luces mas hermosas y ellos estaban ahí inmersos en ese mágico momento pleno de amor y ternura

Pablo, con el tiempo y utilizando su arma mas fuerte, las palabras imperturbablemente creíbles, le fue creando a Luz un mundo mágico, en donde los besos, cubiertos de carisias, hacían que todo momento sea eternamente dulces y la atmósfera, entonces, se convirtiera en algo forzosamente inexplicable.

Ella creyó que ese mundo era de los dos y, sobre todo, que ese mundo era real.

El tiempo fue pasando y de a poco Luz empezó a sentir que su amor era realmente verdadero, que el hombre que estaba frente suyo era con el que ella había soñado morir y estaba dispuesta a todo con tal de que se quedara a su lado.

Es importante rescatar que Luz sabía que Pablo hacia 6 años que tenia novia. Ella, entendida de esta situación siguió adelante, si bien sabia que en este juego podía perder, si las cartas estaban a su favor, ganaba y mucho

Pablo, por su parte, comenzó lentamente a distanciarse cada vez mas, poniendo como excusa, (típico de un hombre que no enfrenta sus sentimientos) la frase más común y a la vez la mas indignante de todas:

- Luz…perdoname… pero estoy confundido (maldita palabra), la verdad es que con vos me siento bien y la paso bárbaro, pero, como sabes, hace 6 años que salgo con mi novia y si bien no estamos en nuestro mejor momento quiero ver que es lo que me pasa con ella….

Luz destrozada por dentro pero con su orgullo y su postura de madre-psicóloga (cosa que hacemos todas las mujeres intentando salvarles la vida) le dice:

- Mira Pablo… la verdad es que me estas hiriendo demasiado con lo que me decis, por que si bien yo sabia tu situación pensé que te ibas a jugar por lo nuestro, pensé que ese mundo mágico podía ser real y ahora me doy cuenta que me desperté de la peor manera. Siento mucha bronca y eso me hace ver las cosas desde otro punto, me doy cuenta que me equivoque al involucrarme con una historia así, pero vos, por tu parte, hablaste demasiado, no me digas que no, creaste ese mundo mágico donde todo era maravilloso.
- No… Luz no es tan así…(¿por que mienten tanto?)
- ¡QUE INGENUA QUE FUI! ¡Como no voy a darme cuenta de que todo era mentira! Pero sabes que es lo peor, que todo lo que me dijiste me lo creí y lo mas lamentable es que nunca existió, que solo fue producto de mi imaginación.
- No, no… Luz no creas que te mentí, me pasaron cosas re importantes con vos, pero…
- Mira Pablo lo único que te voy a decir es que, para mi, ya elegiste y a pesar de que me toca perder y que no nos vamos a volver a ver, siento que estas intentando encontrar lo que queres y así poder ser feliz (maldita frase) Se que hace mucho que estas de novio y que no queres derrochar todos esos años que estuvieron juntos. Quiero que sepas que si alguna vez necesitas algo podes contar conmigo. Pablo… realmente quiero que seas feliz.
- Gracias Luz, sabes que te quiero mucho, vos siempre comprender mi situación. Se que sos una buena mina y te mereces lo mejor.

El silencio recorre la habitación, todo lo que brillaba dejo de hacerlo en segundos y entonces es cuando Pablo besa a Luz con el beso de despedida mas dulce y tierno que jamás hayan dado.

Él regresa a su vida corriente.
Ella llora en silencio su partida.


Y LA MÚSICA SIGUIÓ SONANDO por Dario Ariel Levín

El concierto estaba a punto de comenzar. Los músicos subieron al escenario, y el público aplaudió. Luego apareció el director de la orquesta, y el público volvió a aplaudir. Todo el teatro estaba en silencio, esperando escuchar las más hermosas melodías. Y cuando el director dio la orden con su batuta, los músicos comenzaron a tocar sus instrumentos. ¡Para qué! Ningún sonido se oía. Los músicos tocaron con más fuerza, pero no pasó nada. El público comenzó a levantarse, enojado. El director estaba muy nervioso, no sabía qué hacer.
De pronto, de tanto soplar y soplar, la trompeta comenzó a sonar. Pero no una canción. No, nada de eso. Comenzó a hablar. Sí, palabras de verdad. Toda la gente que se estaba yendo, se dio vuelta para ver qué pasaba. Al director de la orquesta, del susto, se le cayó la peluca que usaba. Y la trompeta dijo:
“Si, así es. No queremos sonar más. ¿Por qué siempre aplauden a los músicos, al director, pero nunca nos aplauden a nosotros?”
Entonces el piano, con sus teclas que parecen dientes gigantes dijo:
“La trompeta tiene razón. Estamos cansados de tanto trabajar y que nadie nos felicite. Nosotros también somos importantes en la orquesta”.
El tambor, que comenzó a rodar por todo el escenario dijo:
“Por eso hoy decidimos no sonar más. A menos que hagan algo al respecto”.
Todo el público se asombró. Era muy raro escuchar a los instrumentos hablar. Pero alguien del público gritó:
“¿Y si hoy se convierte en el día de la música, para felicitar a todos los instrumentos que hacen las canciones más lindas?”
Entonces la guitarra, moviendo sus finas cuerdas, dijo:
“Excelente idea. A partir de hoy, todos los 22 de noviembre serán el día de la música”.
Y desde hace muchos años se festeja el Día de la música. Si los instrumentos no hubieran pedido lo que creían que se merecían, nunca hubieran tenido su día. Te lo cuento, por si no lo sabías.

22 comentarios:

Kapasulinos dijo...

Gracias a Maria Susana y a Dario por participar en el Taller Abierto!!!

Carla dijo...

Picu: Hermoso capítulo de esta novela... pobre luz, fue ingenua, pero... ¿Quien no lo fue alguna vez? Muchas hemos pasado por lo mismo.
Me encanto como lo relataste.

Dario: Hermoso relato, muy divertido.
Ideal para los chicos, y a pesar de que ya estoy crecidita me encanto leer esta fabula que es preciosa!

SIL dijo...

- Luz…perdoname… pero estoy confundido ...


Cuando pronuncian esas palabras mágicas, el Genio se mete dentro de la lámpara, y hay que ya empezar a pensar en el próximo candidato.
Nunca falla ese ESTOY CONFUNDIDO.

Muy buen relato, TODOS fuimos PABLO o LUZ , alguna vez.
;)
Felicitaciones a la autora.

SIL dijo...

Darío, ya tengo un cuento hermoso para contarle a mi hijo el día de su cumpleaños, dado que ama la música, y los cumple ESE MISMO DÍA, el 22 de noviembre...
Sus papás pensamos que fue una bendición que naciera ESE DÍA.

Precioso, y super original.
UN BESO.

Ana dijo...

Me han encantado las dos historias...Muy bien escritas.
Y Digo como Sil, quien te diga que está confundido es que ya ha hecho una elección, y esa no eres tú.

Muchos besitos.

medianoche dijo...

Preciosas historias, me gusto mucho leerlas.

Cariños para todos.

Rosario

joselop44 dijo...

Me han encanytado las dos historias; así da gusto visitar un blog.
Abrazos

mardelibertad dijo...

me gustaron las dos, pero la primera es especial...
Besos para ambos

susana dijo...

gracias ....amiga.!!!!!
me da un poco de cosita verme ahi....
lo hice por que me apoyaste a hacerlo....
gracias de nuevo..

te quiero mucho.!!!!

picu...

Verónica dijo...

Mis mas sinceras felicitaciones a María Susana y a Darío. sus relatos son fabulosos y ha sido un placer disfrutar de la lectura.

Un beso gigantesco mis amigos Kapasulinos y feliz comienzo de semana!!

Adrisol dijo...

me encantan estos talleres abiertos!!
para mí, que no escribo..disfruto leyendo!!

graciasssssssssss
besos

Ligia Melo Martínez dijo...

Maria Susana:
Que bueno que decidiste contar tus historias.
Buena suerte!!!

Dario Ariel Levin:
Te felicito!!!
Me encantó la forma tan sutil que utilizas para instruir a nuestros pequeños...en forma de cuento (yo tengo varios cuentos con ese estilo)
Voy a visitar tu blog.

Manolo Jiménez dijo...

Dos relatos a cual mejor.

Si tuviera que elegir me quedaría con los dos, merecedores de estar adornando este blog hermoso.

Felicidades a los autores y a todos ustedes.

Abrazos.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Hermosos los dos relatos no sabría decir cuál es mejor ya que los dos se superan.

Felicitaciones a los autores y a ustedes que nos traen éstas bellezas que para mi como saben me ayuda mucho con mis soles.

Gracias y buen comienzo de semana a todos los kapasulinos.

Noe

Pd: pasen por el blog algo los espera

Robërto Loigar dijo...

Pasé a leerlos...
muy bien, tienen excelente tónica para beber sus historias.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Transformaciones Poéticas dijo...

Hola paso a contarte que a partir de ahora se entra a mi blog por el link de transformaciones poéticas...

gracias.
cynthia.

LA GORDA dijo...

Carla: le tocó en el bolillero el número "44" esta noche por loteria de cordoba el sorteo.
Gracias por su regalo: "Mirá como descorcho".
La gorda, dos años.

LA GORDA dijo...

María Susana: a ud le tocó el número "27" sorteo nocturno loteria de cordoba .
Gracias por su regalito: "A lo Botero"
La gorda, 2 añitos.

MAJECARMU dijo...

El relato de M.Susana,bien relatado y real.. acaba de la mejor manera posible y se atisba el aprendizaje de la protagonista.

El de Dario,original y justo homenaje a los instrumentos,que tambiénn tienen alma y saben expresarse..Bien por ese día dedicado a la música..!!

Mi felicitación a ambos y a los Kapasulinos mi agradecimiento y mi abrazo,amigos.
M.Jesús

HUMO dijo...

Felicito a los autores de los cuentos, por un lado Susana con un relato muy natural que me gusto mucho.
Y por el otro Darío que tiene una hermosa manera de llegar a los niños, fácil y entretenido.

Gracias a ellos y gracias a ustedes por darles este espacio y enriquecer la lectura nuestra.
Siempre , siempre se aprende.

=) HUMO

Maria Emilia dijo...

picu...........leerte que bueno, luz, pablo, cualquier nombre podrian tener, me mato el final, el sigue , ella llora... felicitaciones por tu publicacion,
me encanto la historia,
lamento mucho que LUZ haya sufrido tanto,... el amor,,, hay gente que no lo lo conoce, lamentablemente,,,
besos!
y vuelvo a felicitarte1
emi