jueves, 20 de mayo de 2010

LA MARCA, por SIL



EL tenía muchas marcas en el alma. Todas dolían. Ninguna cicatriz había cerrado.
No contaba en su calendario tantos años, pero sí, cuantiosas decepciones. Un pesado bagaje de puñaladas, traiciones y desengaños.
El amor, como un cruel leviatán, le había mostrado su peor cara.
La carne era corruptible. Los espíritus, débiles.
Ya no quedaban lágrimas por llorar ni mujeres por amar.
La tarde otoñal era un buen marco, y la madera áspera del banco de la plaza, el lugar ideal para sublimar sus horas de soledad.
Fue en alguno de aquellos atardeceres ocres cuando reparó en la escultura de piedra que se erguía en su basal de mármol, debajo de la glicina despojada por la brisa de marzo.
Era la figura de una mujer.
Su blancura lo subyugó. Su mirada serena le devolvió la paz. Su sonrisa, apenas trazada sobre el canto, lo embelesó.
De pronto, la solitaria estancia en aquella plaza se transformó en largas horas de absorta observación.
EL ya no se sentía sólo...

Acodado sobre su banco favorito, contemplando a la dama de piedra, su vida adquirió sentido milagrosamente.
Entendió que si existía alguien en el mundo que no podría herirlo jamás, era ELLA.
ELLA estaba ahí, cada vez que él acudía. Jamás rehuía su mirada. No lo abandonaría por otro hombre. Y nunca de su boca escaparía aquel letal disparo, tantas veces oído, diciendo: -¨No te amo¨.
La contemplación se volvió adoración.
La adoración, obsesión.
Cuando el sol se replegaba y el frío forzaba a todos los seres vivos a abandonar la plaza, al fin, EL lograba la intimidad ansiada y se quedaba a solas con su musa.
Lo había intentado todo. Le habló de sus tristezas. Le recitó poemas de amor. Le confesó sus temores. La acarició mil y una noches. Rozó sus labios ateridos con los helados de ELLA. Sostuvo aquella mano pétrea entre las suyas, tibias y heridas…
Pero sus reincidentes intentos fracasaban.
ELLA nada respondía, nunca reaccionaba, y sin embargo… ¡cuán vital era para EL su compañía!
Nadie pudo contar las madrugadas en que el sueño lo sorprendió a los pies de su adorada, temblando de frío, mientras se decía a sí mismo: - ¨Ya no duermo sólo.¨
Pero el desaliento se apoderaba poco a poco del loco enamorado.
El tiempo transcurría… y su amada, inmutable sobre su basamento, erguida, serena y blanca, con aquella sonrisa inalterable, no daba muestras de valorar todo el cariño que EL le brindaba.
Al desaliento, sucedió la impaciencia, y a la impaciencia, la furia…
Fue en aquella noche helada de invierno, bajo un ojo silente de estrellas como único testigo, cuando EL, blandiendo un filoso buril y usando toda la fuerza de su dolor, destrozó el rostro y las manos de la dama de piedra, con movimientos brutales y consecuencias gravísimas para su propio rostro y para sus propias manos; haciendo caso omiso a las esquirlas que se incrustaban en su piel.
Quién destruye a quién ama, se destruye, irremediablemente…
Cuando al rayar el alba los oficiales observaron los daños sobre la escultura de la plaza y arrastraron el cuerpo agonizante bañado en sangre, se oía como único fondo el lúgubre gorjeo de los asustados pájaros y un hilo de voz de hombre diciendo sus últimas palabras :
- ¨De todas las mujeres que he amado, ELLA ha sido la única en quién logré dejar una marca…¨

34 comentarios:

SIL dijo...

No me especializo en cuentos...
Ergo, quiero dejar constancia, que ésto es responsabilidad exclusiva de Carla, quién nos sugirió en un trabajo del taller : ¨hacerle el cuento¨.
Y nosotros, ¡le hicimos el cuento!
:P

:D
;)

Manolo Jiménez dijo...

Es triste pero bello.

Bello por lo real de la historia, por lo fantástico de la misma y triste por su propia naturaleza.

Abrazos.

MAJECARMU dijo...

Sil,el cuento es todo un poema al amor humano,que tiende a idealizar al otro.Además siempre pide una respuesta y exige condiciones..La insatisfacción de no amarse uno mismo,de no encontrar el equilibrio y la paz, la refleja en el otro..Sacudimos nuesstras frustraciones en la otra persona..Olvidando que, el amor es compartir generosamente lo que
tiene cada cual,libre y desinteresadamente.

Te felicito,es un bello cuento con un mensaje..La búsqueda del amor,que no se tiene uno mismo.
Mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

Carla dijo...

Es maravilloso ver otros talentos tuyos Sil, la prosa, a la que tanto le escapas, es una increíble amiga tuya, mira lo que salió. Este cuento es perfecto. Muy bonito.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Sil, me gustó muchísimo. Te felicito.
Cariños!

Galán de Barrio dijo...

¡Oh pero qué veo,
qué sorpresa tan hermosa!
Sil escribiendo en prosa
y con absoluta destreza!

Las cartas sobre la mesa…
voy a tener que escribir poesía
¡Pero por favor no se me ría,
que lo haré con esfuerzo!
Tal vez le erre en algún verso,
pero lo haré con hidalguía…

Muy gráfico y metafórico.
Con desenlace eufórico,
principio y final emotivo,
me sobran los motivos,
para desearle a toda hora,
mis felicitaciones, escritora :)

delfin en libertad dijo...

Un relato bien estructurado de principio a fin, anguloso con un final impactante, muy bueno.
El amor y el desconsuelo, la persona idealizada hasta lo imposible envuelta en grandes soledades y al final la cruda realidad frente a nosotros. Excelente. Un abrazo.

SIL dijo...

Manolo



Es una metáfora intensa,
Rey de las Metáforas.
;)

__________________

MAJECARMU dijo...


La idealización, la frustración y la furia...
un devastador efecto dominó, cierto ???
Gracias !

________________

Carlita


Ud es la responsable.

:DDDDDDD



________________

Sol -



Me alegro. Es mi debut...
Beso

____________


Galán de Barrio


Oh!
Esta virgen de la prosa
trató de salir airosa
y acepta su comentario
como el mejor corolario
de tan dramático cuento,
no fue tan fácil, Donjuan
pero le debo aceptar
que no morí en el intento...

Besooooooooooo :)

_______________



Delfin


La sinopsis exacta de la historia está plasmada en tu comentario.
Muchas gracias.
Otro abrazo.

_______________

ana dijo...

Un cuento de los que me gusta leer. Y soy re jodida. Así que gracias! Un bocadito para quedarse con las ganas.

Saludito del sur

ana dijo...

Quizás sacaría algunos su de por ahi abajo. Lo único y para mi gusto.

beker dijo...

A mi me parece que tiene un enfoque y desarrollo muy logrado, porque evoca realidades, porque simboliza una búsqueda de contornos afines, porque transmite sensaciones,,, esa imagen del banco a mi me llevó. Te felicito, saludos

SIL dijo...

Ana


Si sos exigente, doble mérito que te haya gustado.
Comparto que esas aliteraciones
(recursos maravillosos a la hora de escribir en verso) sobren en este tipo de género.
Te digo que fue un parto...
:D
Gracias.
Un beso grande.

_______________

Beker


La imagen rezuma la profunda sensación de soledad sufrida por el protagonista del cuento.
Gracias por destacarlo.
Beso
_________________

Leonel dijo...

Sin duda que me he sentido interpretado por el "tret" sicológico de lo que hoy nos cuentas...

Un abrazo.

Con tinta violeta dijo...

Sil, bella, bella historia. Veo que las estatuas últimamente te han llamado la atención. Lástima que el pobre amante no logró fundir el corazón de la bella...pero al menos dejó su marca...
Y felicidades a la perseverante Carla, que logra extraer lo mejor de cada uno...
Señora del Sur, está fantástico, sigue escribiendo cuentos...
Abrazos!!!

Maria Susana dijo...

Muy buen cuento Sil, un excelente debut.
Abrazote.

Marga Fuentes dijo...

Un precioso cuento pintado de blanco.
Te doy mi enhorabuena.
Excelente tu profesora.
Un abrazo,

SIL dijo...

Leonel


Tu comentario me deja sin posiblidad de respuesta.
Gracias, otro abrazo.
_____________


Paloma

Ja! No puedo cabecear el centro que me tiraste, la dejo pasar con el tema de las estatuas...
:DDDDD
Gracias siempre, DAMA DEL NORTE.
Nos leemos.
Beso grande

_______________


LA SUSI


Abrazo grandeeee !!!!
:)

______________


Marga


Pintado de blanco, cubierto con nieve...
sí, qué buen aporte!

¨Excelente¨ le va bien a Carlita, entre otros adjetivos parecidos.
Beso

_______________

El Drac dijo...

LO dicho hombre y muejr por sí solos están solos, sólo cuando se encuentran hallan su complemento en el vínculo fuerte del amor y a partir de allí pueden caminar en confianza y hacia el futuro todos los caminos. Un gran abrazo

caminante dijo...

Tal vez habría que comenzar por dar las gracias a Carla por despertar a la SIL, narradora en la que se intuye un talento similar a la de la SIL poeta.
Un gran relato, real como la vida misma, quizás la vida misma.
Un lujo leerte.
Mi beso incondicional

MariluzGH dijo...

Habrá que agradecer a Carla, pues, que disfrutemos este maravilloso cuento ¿no?

Salen varias moralejas y lecciones del pobre enamorado y contra él mismo... gracias por copartirlo

abrazo

wílliam venegas dijo...

Un texto bien llevado (lo apunta certeramente 'Delfín en Libertad'). Es buena su estructuración con punto de giro para llegar al final. Bien. La puntuación de frases más bien cortas no es fácil de ser manejada y hay que cuidarse de no abusar de ella para evitar el estilo de los viejos telégrafos. Los artículos no siempre son necesarios, como en este caso: "como un cruel leviatán", con solo "cruel leviatán" es suficiente, véalo y verá.
Por favor... saludos a Carla.

SIL dijo...

El Drac


Y ese complemento es tan difícil de encontrar...
Gracias por tu análisis.
Un abrazo.

______________

Caminante


Gracias, Juanjo.
Sos un sol...
Beso incondicional.
_______________


Mariluz


Habrá que agradecerle a Carlita...
Intenté dejar como un mensaje,
en cursiva y negrita,
en medio del texto.
Gracias y beso.
_______________


Wílliam


Un -no tan-viejo telégrafo con pelo largo teñido de rubio, está apuntando atentamente (con frases cortas y sin abusar de ellas) todas tus apreciaciones. ;)
Gracias por la lectura tan atenta del texto- me honra-
Y, corazón en mano, creo que esa frase que citás queda mejor con tu sugerencia de quitar el ¨un¨...
Un beso.

Pedro Aros Castro dijo...

La poesía brota aunque escribas en prosa, excelente relato Silvina felicitaciones.
saludos

wílliam venegas dijo...

Gracias a Susana, quien pasó por mi blog a saludarme.
Para ustedes, creadores, artistas, no solo mi blog está abierto, sino también mi apartamento si vienen a Costa Rica.

wílliam venegas dijo...

Y gracias a Sil por su respuesta tan llena de literatura...

FACEBOOK dijo...

Tulis Segovia: QUE FINAL POR DIOS..QUE LINDA HISTORIA SI SE PODRIA LLAMAR ASI ..MUY LINDO

SIL dijo...

Pedrito



Puede ser, a tal límite de no lograr deshacerme de ella...
Gracias, un abrazo grande.

_____________

Wiliam II


Ud la merecía, Caballero...

______________

Tulis


El final trata de justificar la historia...
Gracias, beso.

________________

HUMO dijo...

Querida Reina Magna: dedíquese nomás a los cuentos, a lo que quiera, usted es una grande y las letras le pertenecen en todo su esplendor, hágame caso y empiece a publicar que la quiero ver almorzando con Mirta legrand!!!!

El cuento-fábula es una joyita!
Porque encima , se da el lujo de enseñarnos algo:)

Mil besos y felicitaciones!
Usted es y será un orgullo!

=) HUMO

Noelia dijo...

Sil: Es bastante alocado, estremecedor....y muy atrapante! Necesidades y obseciones humanas que hacen de este cuento algo no tan descabellado...
La verdad me re gustó y te salio de maravillas...
Un beso Noe!

SIL dijo...

Fer !!!!!!!!!!!

:DDDDDDDDDDDDDDD

Me temo que no lleguemos a Mirtha- o ella no llegue, o yo no llegue...
Me hacés reír, sos un personaje divino.

__________________

Gracias, NOE.

Es un honor para mí escribir por aquí , y coincido con que detrás de ciertos relatos aparentemente teñidos de locura, hay mucho viso de realidad-
Beso grande

Cecilia dijo...

Me encantó esta innovación de Galatea con tintes modernos y un final absolutamente inesperado. Bravo Sil!

SIL dijo...

Gracias... Ceci !!!
No había visto tu coment antes.

Beso grande !!

Ana dijo...

Sil querida, no soy buena lectora de cuentos, aclaro, pero la flecha metafòrica de èste es lapidaria. Me parece que te ha salido un poema en prosa...
Un abrazo.

SIL dijo...

Sí, es como un karma.
No puedo escribir en prosa.
Esto no llega a cuento...
Es un poema disfrazado de relato.
Un género raro.
Un híbrido...?

Es exactamente como Ud lo ha dicho, Señora mía.
ABRAZO INFINITO, mi admirada ANA.