sábado, 13 de noviembre de 2010

Tu fantasma

Tu fantasma

Tu espíritu me persigue
y tu figura se presenta
y ahora, siendo discreta
no quieres que te olvide.

Me hace sangrar tus manos,
no acaricies más mi espalda,
(abrazado a la almohada
te lo suplico en el llanto)



No insistas, ya no quiero
pierdo al ser tu dueño,
desaparece de este sueño,
dejame tranquilo en el tiempo.

Basta de frases insípidas
me hacen mal, me lastiman,
no vuelvas con tu rutina,
que te escuche no me pidas.

Sumisa murmullas en mi oído,
insisto, no quiero escucharte.
Ya me enloquece tu arte
ya no molestes, te lo pido.

Llama a tu fantasma,
ven a buscarlo, me da miedo.
No quiero que en sueños
me haga transpirar el alma.

Despierto de la penumbra
y la cama está vacía
se ha borrado tu poesía,
pesadilla que no alumbra.

Sin negarla, ni olvidarla,
ni repetirla en una lágrima,
sólo suspiro en tres palabras
¡Cómo puedo amarla!

12 comentarios:

SIL dijo...

Hay ciertas ausencias que se meten en tu cama, y ocupan más lugar que las presencias, y en los casos más graves, hacen que las presencias se vuelvan fantasmas.

Y ahí se enredan entre las sábanas, ausencias, presencias y fantasmas, disputándose protagonismo.

:)

Besos, Li...


SIL

Sensaciones dijo...

Me gustó venir...
a veces se ama lo que se teme...
me quedo con la última estrofa:

"Sin negarla, ni olvidarla,
ni repetirla en una lágrima,
sólo suspiro en tres palabras
¡cómo puedo amarla!

Un beso!!

MORGANA dijo...

Maravilloso poema Lichi,hay ausencias que nunca se marchan...bellísimo.
Hasta pronto.
Morgana

Carla dijo...

Excelente Lichi! Me encanto este poema... es muy original!

HUMO dijo...

Te pasaste Lichi, me encantó!!!
Hacía mucho que no leía poemas tuyos, y este precisamente me recordó tu talento :)

Besos!

=) HUMO

MariluzGH dijo...

Muy bueno... mucho :)

¿sabes? creo que amamos más porque ya no está a nuestro lado que cuando lo estaba... somos así de difíciles.

dos abrazos

anapedraza dijo...

¡Menudo poema!, ¡muy bello y sentido!

Miguel

guillermo elt dijo...

La peor pesadilla que le puede ocurrir a un fantasma, es saber que no le tenemos miedo.

A veces, necesitamos a los fantasmas para, por lo menos, seguir sintiéndonos vivos.

Besibrazos

SUsana dijo...

Muy bonito. Es un gusto reencontrarlos.
Besos a todos.
SUsana

FALSARIO dijo...

precioso poema amigo Lichi. Un saludo de este tu amigo falsario.

www.falsario.org

Epístola Gutierrez dijo...

Ay, esos fantasmas!! Tu pregunta es la pregunta de muchos.
Muy hermoso poema.
Un beso.

A.Dulac dijo...

Muchos sentimientos y reproches en tu poema Lichi,un saludo de A.Dulac