martes, 17 de febrero de 2009

Soy el ojo cosido.

Este trabajo surgió de una consigna del taller El Gusano Máximo, el cuál trataba un artículo acerca de los polémicos límites del arte... Tenía que escribir siendo el ojo cosido de un hombre que había estado tres días en una galería de Tokio, atrapado (voluntariamente), entre dos tablas colgadas de un haz de estacas, con la boca y los párpados cosidos con un hilo quirúrgico... Los polémicos límites del arte...no?

Soy el ojo cosido

Muchas cosas me quitaron, muchas cosas a las que estaba acostumbrado... El sol es a quien extraño, su luz infinita, la del amanecer, tal vez la del ocaso. La luna también, tan inmensa, radiante y bella, siempre al lado de las estrellas, sus fieles compañeras, a la que observaba cada noche, y ahora solo escucho hablar de ella.

¿Quién lo hubiese imaginado? ¿Quién me hubiese entendido?. Nadie me hubiese creído. Ni el propio autor del desastre al que fueron condenados mis días cree que tenga sentimientos.

Pero sí, Aquí estoy, agonizando este sufrimiento que tanto me atormenta, sólo en mi tristeza y en mis pensamientos... Extrañando todo lo que veía y ahora no veo... El brillo en otros ojos, en otras miradas que buscan la mía, el destello de alguna sonrisa, el dolor de alguna lágrima...

Sólo, sólo en un inmenso vacío, en un interminable desfile de sombras en una pared negra, en un cielo sin lunas ni estrellas en la noche, y por la mañana, un sol oscuro sin rayos ni nada...

Primero llegás al mundo con un cargo, con un fin determinado, con objetivos que te vas armando, con un ilusión que vas creando. Y después, asi de la nada, a la mitad del camino te quitan todo: los motivos por vivr, las metas que terminar, los sueños por cumplir, las esperanzas de llegar hasta el fin y hasta las ganas de vivir...

Entonces sólo y angustiado tendré que soportar ese capricho de la vida, del destino, preguntándome una y otra vez, si así vale la pena seguir... si así vale la pena vivir.

12 comentarios:

Carla dijo...

Me acuerdo de este trabajo, a mi me habia tocada "Soy la liebre moribunda"
Es increible lo que hiciste con tu texto, como pudiste transportarte a ser un ojo.
Me encanto, maravilloso...

el oso dijo...

Fantástico el dolor del ojo cosido, que no puede cumplir con el cometido que sabe que le toca.
Muy bello...

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!los invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto que estén entre los usuarios y/o comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESÍAS, CUENTOS, ETC).
la dirección es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero su respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea puedes invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos

Gabriel PM dijo...

Conocí el sitio hace poco tiempo por Noe, y siento con cada trabajo que leo una gran admiración. Producen muy buenas cosas!! Y bueno, particularmente "el ojo cosido" me llegó de una manera especial. Todos los artistas sabemos lo feo de tener impuestos límites que son ajenos a nuestra voluntad... Esa censura es lo peor que nos puede pasar, y que alguien logre expresarlo con algo como un ojo cosido me parece fabuloso! Es, al menos para mi gusto, un trabajo muy emocionante y se nota la pasión volcada en él. Felicitaciones!!!

mj dijo...

Gracias por tu visita y comentario y decirte que me ha gustado este lugar maravilloso que tienes, este árticulo es muy bueno.
Te seguiré leyendo
Un saludo
mj

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Juan Cairós dijo...

Hilvano mi asombro y apoyo a tu taller, un abrazo y gracias por pasarte por la mirada!

Jesus Dominguez dijo...

Genial. EL ejercicio es muy original y sugerente.

Un abrazo

Jesús Domínguez

Sergio Sarachu dijo...

Quiero devolver la visita de Carla por mi blog e invitarlos al mío de poesía patagónica. Será un gusto poder enlazarnos entre dos puntos argentinos tan distantes. Un abrazo.

mi dirección es sergiosarachu.blogspot.com

José Castillo dijo...

un gusto que merodees por mis lados :D

lei poco, pero me gusta el trabajo que hacen :D

estemos en contacto, siempre hacemos encuentros de talleres, tal vez, si andan por Baires, podamos combinar!!

abrazos!!

Pequeños Soles de Noe dijo...

Carla muchas gracias por pasar por mi blog, trato en él de acercar un poco más a los chicos a la lectura, soy Fonoaudióloga y en la escuela donde ejerzo mi profesión (secundaria) hago todos los años un taller de lectura con posterior certamen de lectura entre los chicos que voluntariamente quieren participar. Y a raíz de ese taller es que nació Pequeños Soles de Noe
Un cariño afectuoso desde San Juan
Noe

Sil dijo...

El texto es un drama muy bien escrito.

Pero ! le diría al Ojo Cosido que gracias a su limitación no ve cosas que todos nuestros ojos contemplan con horror a diario y además, los ojos abiertos de tanto mirar afuera, olvidan la mirada hacia el interior. Gran misterio y gran desafío.-
Un Ojo Cosido, tendría el tiempo suficiente para hacerlo,y quizás, una razón para seguir existiendo.

Un Saludo. Hermoso blog.