miércoles, 1 de julio de 2009

LA FOGATA EN LA TAPERA por Iván Ignacio


Me encontró caminando por el verde trigo, mientras tocaba las espigas con mi mano, oí en mi mente su invitación. Tenia que ir a la tapera.
Me acerqué, atravesando el campo; esquivando las caídas ramas secas, recorrí el perímetro hasta encontrar el ingreso. Una vez adentro percibí la imagen de quien con seguridad me había llamado. Tenía mi edad, era un niño casi a ser joven.
Estaba en cuclillas, y con una ramita de sauce jugaba en el polvoriento piso, dando pinceladas que no dejaban rastro.
Su imagen era traslucida, inmaterial. Cuando notó mi presencia, se levantó y de a poco se volvió opaco, se materializó. Si tal vez fue un espectro, dejó de serlo por unos segundos, y en ese escaso tiempo me dijo: - Esta no es la tapera, es la otra.-


Se agachó para marcar en la reseca tierra una flecha, señalando el hueco de lo que alguna vez fue la ventana. Mientras observaba la otra tapera, desapareció, sin dejar más evidencia que lo dibujado en el piso. Me tomó un instante darme cuenta. Un sudor frio, salió de arriba de mi sien.
Salí afuera y seguí el camino indicado; A lo lejos, a casi medio kilometro, estaban las ruinas de la otra casa.
El campo era otro, ya no había trigo, esa parcela estaba arada, y caminar por ahí fue dificultoso.
Cuando empecé a andar, sentí pasos detrás de mí, no quería mirar por miedo, las pisadas se me acercaron de a poco, el temor me paralizó las piernas; El sonido de los pasos me alcanzó y cuando temí lo peor, me pasó. Era solo un tenue ruido, que parecía no tener origen.
Estaba atardeciendo y el viento soplaba desde el sur cada vez con más intensidad, no quería llegar de noche, así que apuré la marcha. Llegué agitado.
Unas higueras y unos naranjos rodeaban los muros que quedaban en pie. Esta tapera parecía más pobre y vieja. Había olor a fuego alimentado con leña. Un resplandor se percibía en las paredes.
Adentro estaba la fogata, próximo a su calor había un chico parado, era el que había visto desaparecer. Estaba observando todo con mucho detalle.
Cuando me vio con la poca claridad que quedaba, propia de las últimas horas del día, se me acercó y me interrogó con curiosidad: -¿Quién eres? ¿Que quieres? ¿Por que me llamaste aquí?-
La agitación hizo que responderle fuera demorado, me tomó unos segundos recomponerme.
Al recuperar el aire, yo también lleno de dudas le pregunté. -¿Cómo que yo te llamé?-
-¿No me dijiste que venga a esta tapera?-Preguntó entre exaltado y confundido.
-No.-Respondí
Quedamos enmudecidos.
Un tercero apareció, en silencio entró por detrás de mí, y yo no fui el primero en verle. No había notado su presencia.
-Son dos, son gemelos.- dijo el chico con el que estaba hablando. -¿Qué quieren de mi?-Agregó con mucho temor, dando pasos hacia atrás, hacia un rincón.-
Y empezó a temblar y a llorar agachado, mientras nos miraba.
-No me hagan nada.- Decía. -No me hagan nada.- Repetía.
-¿Qué? ¿Quienes?- Pregunté, pues no sabia que atrás mío había alguien supuestamente igual a mi.
Un espectro se volvió opaco, un fantasma se volvió niño. Sentí como una pisada rompió una ramita a mis espaladas, me di vuelta y lo vi, estaba a menos de un metro. Había poca luz, pero suficiente para verlo. Su sonrisa era macabra.
Para mi era igual al niño que lloraba en el rincón.

62 comentarios:

Carla dijo...

Iván: de todos tus cuentos me quedo con este. Es maravilloso... llega el final y te quedas pensando, me acuerdo que la primera vez que lo lei, tuve que releer el final porque no lo podía creer, no entendia como era posible... y ahi me cerraron muchas cosas de la mitad del cuento, empece a imaginarlo todo después del final.
El diálogo de los chicos tiene mucho suspenso. Me encanto.
Te felicito!

los perros románticos dijo...

excelente el cuento!!!

Adolfo Payés dijo...

Hermoso.. me quedo con tu cuento..

saludos fraternos
un abrazo

Silvia Beatriz dijo...

Ivám, chiquito. Te luciste.
Me encantó.
En mi blog literario
www.belenprosayverso.blogspot.com
hay un regalito que deseo compartir con todos las kapusino.
Besos

susana dijo...

Qué buen cuento Iván! me gustó, me atrapó, yo no se escribir cuentos y admiro a quien lo hace, me gustó el suspenso, la redacción, muy bueno. Y gracias Iván por pasar por mi blog!!

pablote_06 dijo...

muy bueno ivan, sabes crear un buen clima de incertidumbre y no es facil, la verdad te felicitocuando subas algo mas avisame, gracias che

Ligia Melo Martínez dijo...

Ivan:

Te felicito...una y mil veces...es un cuento muy bien logrado...en realidad...lo tiene todo en si mismo.

Un abrazo,

Panchuss dijo...

excelente cuento.
te deja pensando...
me gustó.
panchuss

Gittana dijo...

ey!!!!

me quedé picaa!!!!!!

Fue macabramente intenso!!!!!

Netomancia dijo...

Muy bueno, estremece de veras, la historia va apareciendo de a poco hasta terminar atrapándote.

nico dijo...

No soy una persona muy “leída” como para hacer una crítica digamos sustancial, pero sé lo que me gusta y lo que no. Lo bueno de los cuentos de Iván es esa tensión sin pasado ni porvenir, y el cuento que continúa, por la tensión misma, en la cabeza después del punto final como un lazo sin nudo.
Te felicito Pivi, no lo dejes nunca.

Un lector amigo analfabeto.

Mª JOSE. dijo...

ME GUSTO MUCHO TU CUENTO IVAN..ES REALMENTE PRECIOSO.ME DARE UNA VUELTA POR TU CASA.
GRACIAS POR TUS PALABRAS EN MI MUNDO.BESOS.MJ

Manolo Jiménez dijo...

Iván, he tenido que leer varías veces el cuento para captar sus matices. Bueno, volveré más tarde por que seguro algo ha quedado atrás.

Estupendo cuento.

Abrazos.

mj dijo...

Un cuento excelente Ivan, te felicito...
Un saludo
mj

SIL dijo...

La descripción de una pesadilla...
Eso sentí, cuando tratás de despertar y no podés...
La imagen de los niños estremece...
BESOS.

sedemiuqse dijo...

Besos muchos y amor mas
je
je
je

Anouna dijo...

uffff lo devoré, lo trituré, me deleité, no se qué decir, me fascino, quiero leer el libro completo, jejjejej.
Buenisimo, genial, me cautivó hasta el final y me mantuvo en ese suspenso nervioso.
Felicitaciones muy buen cuento.
Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un cuento para mayores.... anda ya! no me cuentes cuentos!
JAJAJAJ

saludos

el oso dijo...

Iván, un cuento bárbaro, che. La verdad invita a leerse más d euna vez, tiene muchas aristas.
Un abrazo y que sigan estas bellezas en el Kapasulino...

David dijo...

Muy bonito cuento. Pd: la letra la puedes cambiar tu mismo desde tu Pc. Desde tu navegador, ¿ok? Gracias.

M. Angel dijo...

Hola Ivan, pieso es el primer cuento que leo tuyo y de verdad me impactó. Me impató mucho.
La verdad se piede según crecemos. En el niño siempre perdura.

Saludos

§♫*€lisa*♫§ dijo...

IVAN

sé siempre Bienvenido!!
muchas gracias por tus huellas
este colectivo es muy rico en sus creaciones y cada integrante aporta de sus luces nuevos rumbos por descubrir y que son preciosos:=)

excelente narrativa
FELICITACIONES!!

y aunque a mi no se me de natural
siempre me gusta leer historias:=)

Un abrazo de luz

Norma Ruiz dijo...

ivan:
no quiero romper ninguna ramita a mis espaldas.
está situación me puso en alerta-
como si estuviera viendo una pelicula . la imágenes y el suspenso-
wuaw............
BRAVO.....BRAVO
BESOS PARA LOS KAPA

Rayuela dijo...

Tu cuento se tensa hasta el final.
Magníficamente logrado el clima, el suspenso, la resolución.
Somos fantasmas de nosotros mismos?
(Creo que pisé una ramita)

Te dejo un beso.

Adrisol dijo...

me encantan las historias que van creando un ambiente de incertidumbre....

te felicito!!!

un super abrazo

anapedraza dijo...

Está todo dicho, ¡felicidades por tu cuento! me quedo con el final.

¡Un abrazo!

MIGUEL

Damián dijo...

Muy bueno, me gustó mucho. El final es escalofriante.
Give me more.
Saludos.
KANIÁ

without dijo...

De traslucido a material, como todo... relativo.

En relación a la ironía es un arma de doble filo y generalmente sirve de arma de ataque, pero también de defensa, una vez más todo es realtivo.

Un abrazo

salud equitativa dijo...

IVÁN IGNACIO: digno KAPASULINO. Buen relato que abre la posibilidad a distintas interpretaciones... la alegoría de la tapera es realmente así, aunque parezca que nada queda... todo está como era el último segundo, del último minuto, en la última hora donde las almas moraron allí. Un abrazo andino. FELICITACIONES!. vÍCTOR

digler dijo...

muy bueno, sumamente envolvente.

felicitaciones!

melina dijo...

muy estremecedor!
me encantó

mardelibertad dijo...

Me gusto tu cuento, gracias por tu visita
Besos

Verónica dijo...

Felicidades al autor del excelente relato...

Saluditos1

jordim dijo...

Bonito cuento, así da gusto.

Anturayén dijo...

Jejeje, tienes razón. Sin quererlo me resultó mitad cuento y mitad poesía.

Al parecer lo tuyo son los cuentos, al menos este me pareció buenísimo, interesante y develador.

Un montón de saludos y gracias por pasar.

Paula Olivieri dijo...

Ivan

Tengo que felicitarte por este cuento, es sumamente atrapante, tiene mucha poesía y fotografía, uno imagina todo al leer todo eso que describís tan bien.
muy bueno

Saludos

Pau

Tuti dijo...

Buen cuento, logras proyectar la imagen en buena secuencia y hay un encanto en ese ser que se hace materia para guiar los extravíos.

Un gran abrazo,

Anna Francisca

LA GORDA dijo...

Ivan.
no es fácil "exprimir" una palabra y vos hiciste un muy buen jugo de tapera.

Poetiza dijo...

Un texto muy bello. Felicidades al autor. Besos, cuidate.

Alvarez dijo...

Muy bueno Iván.
Un abrazo

Alodia dijo...

Una historia emocionante y desde el primer momento te atrapa. Felicidades Iván.

JUAN JES dijo...

Un placer

Maria Susana dijo...

Muy buen cuento Ivan ,atrapante, realmente sabés que me gustó desde que lo leíste en el taller.
Felicitaciones.
Un abrazo .

Cecilia dijo...

Muy buen relato, mis saludos a los Kapasulinos!

† Morbid♥Princess † dijo...

mmmmmmm como que me deja colgada... osea queda en suspenso, eso esta bueno, tiene varios mensajes al final y trato de sacar el correcto pero algo bloquea mi mente...tendre q leerlo mas...

AristidesEchauri.Com dijo...

este es espectacular... me ha encantado... Los cuentos donde imaginas algo material y algo inmaterial me encanta... porque cada uno creamos un ser diferente y siempre respecto a nuestras personalidades... ;)
www.AristidesEchauri.com

Charo dijo...

Iván precioso, que intriga...nos dejaste al final!!!
Precioso...me ha encantado.


Hermosa semana.

Besos para todos

el piano huérfano dijo...

ivan es precioso y algo nostalgico

charlotte dijo...

Iván un gusto conocerte, la verdad que una carta de presentación maravillosa, me encantó el relato, sus imágenes, sus olores hasta los latidos de su corazón... un abrazo grande!

Francisco Javier dijo...

Muy bello, me ha resultado un poco emotivo, pero me ha gustado mucho, un abrazo y gracias por visitarme. Saludos.

Zarela dijo...

Me sabe a realismo mágico...tan real, tan increible y fascinante...capaz de hacer vivir lo inmateriable...quedé con gusto a poco...saludos

MAJECARMU dijo...

Ivan felicidades por ese cuento,que nos lleva a otros niveles..que laten cerca de nosotros y no los vemos..

Muy bien llevado con imágenes muy cercanas,casi se tocan..!

Un abrazo,amigo
M.Jesús

azpeitia dijo...

Casi me arrancas aquella frase de "Mayo del 68...La imaginación al poder..."
Mi felicitación y un abrazo de azpeitia

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!los invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto que estén entre los usuarios y/o comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero su respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea pueden invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Buen día Iván Ignacio.
Me atrapaste desde el comienzo hasta el final, y me quedo con no saber quien es el tercero, acaso la sombra de ambos?.

Gracias por este buen cuento
Gracias por visitar mis letras y comentarlas

Un gran abrazo y mis felicitaciones

Celia

Galán de Barrio dijo...

muy bueno iván, escalofriante

saludos, bienveniso al barrio :)

Alatriste dijo...

Gracias por visitar mi desván. Espero que te gustara. Muy bueno tu cuento. Un fuerte abrazo y ya sabes donde tienes un nuevo amigo. Cuídate. Un abrazo.

Francisco Javier dijo...

Una rosa que viaja a través del tiempo, un abrazo.

Esta Rosita viaja atravez de los blog, como una muestra de cariño.
Gracias por tu amistad.
___________**__**_____*
___________***_*__*_____*
__________****_____**___******
_________*****______**_*______** ________*****_______**________*_**
________*****_______*_______*
________******_____*_______*
_________******____*______*
__________********_______*
__***_________**______**
*******__________**
_*******_________*
__******_________*_*
___***___*_______**
___________*_____*__*
_______****_*___*
_____******__*_**
____*******___**
____*****______*
____**_________*
_____*_________*
*********************

delfin en libertad dijo...

Interesante relato con ese aire de misterio que atrapa de principio a fin. Muy bueno. Un abrazo

calamanda dijo...

Hola!Un acierto magnífico...un texto estupendo...es un intenso
cuento...

Realmente el Taller Literario
Kapasulino es un acierto y es
siempre un placer pasar por aquí.

Te envío un cordial saludo.

Anónimo dijo...

El Killy dice: Me parece todos tenemos un niño macabro dentro y a veces sale...y se muestra... .
Un abrazo, muy bueno

BELMAR dijo...

encantador!!