sábado, 19 de septiembre de 2009

LA CHICA DE SU CUENTO por Iván Ignacio

Cansado de tanto andar se sentó bajo la sombra de un árbol, sacó un bolígrafo y empezó a escribir. Sus pensamientos eran ideas sueltas e inconexas. Más que ideas, eran imágenes.
Pasó un buen rato en el parque, por sus gestos se podría adivinar que estuvo muy concentrado.
Una concentración pocas veces vista. La mirada perdida en las nubes, sus ojos no miraban nada, lo mismo le daba tenerlos abiertos o cerrados, estaba realmente soñando despierto.
Empezó a escribir, su mano se movía a toda velocidad, los movimientos de su brazo eran casi eléctricos. La hoja levantaba temperatura por la velocidad en que se rozaba la birome, la tinta no se terminaba de secar y su mano desfiguraba los recientes caracteres.


En algún momento, en algún párrafo, su bolígrafo dejó de servirle, ya seco y sin la tinta que le da utilidad, no hubo más remedio que buscar otro.
Cruzó la calle casi como un sonámbulo, se detuvo en el medio de la acera y levanto la vista.
Se encontraba a los pies de la biblioteca local, allí deberían prestarle algo para escribir.
Retomó el caudal de sus ideas muy rápido.
Tal vez por el imprevisto corte en la redacción o el cambio de lugar, ya no se sintió cómodo, empezó a sentir una emoción extraña, no era solo que estaba con la mente muy dispersa. En su mente surgió la idea de que la gente lo observaba. Creyó que le irían a robar su idea, que alguien copiaría su cuento. Empezó a mirar desafiante a quien levantara la cabeza, algunos bajaban la vista y seguían leyendo, otros se iban a otro lugar o le ignoraban.
Lentamente fue agachando la cabeza y siguió escribiendo, cada tanto recorría con la vista la sala buscando quien pudiera verle.
De a poco notó que salvo una persona, todas las demás permanecían en el mismo lugar cada vez que levantaba la cabeza. Esa persona era una mujer joven, que le miraba de reojo. En las veces que la vio, nunca percibió sus movimientos, pero si que se le estuvo acercando.
Incomodo y lleno de paranoias se metió nuevamente en su cuento; Estaba llegando al final, donde una mujer acechaba a un hombre para acabarlo inyectándole un veneno extraído de unas extrañas y tropicales algas marinas.
Sintió un ruido que lo alejo, esta mujer que se le acercaba, ya no estaba en su lugar, se había adelantado imperceptiblemente una posición, Ella lo miró a la pasada y siguió leyendo de su libro, era un tomo de biología marina.
Pero Él no le presto atención más que a su rostro, miraba el libro pero en cualquier momento ella no podría con el deseo de seguir espiando y harían contacto visual.
Finalmente luego de unos minutos pasó, cruzaron miradas, el la miró y dirigiéndose a ella muy desafiante le dijo: -¿Pasa algo?-.
-Si,.. ¿Seria tan amable de ver su reloj y decirme la hora?-.
El no podía creer, que el mismo y fugaz dialogo que rompió el silencio de la sala fuera lo último que acababa de escribir.
Palabra por palabra, como si fuera una obra de teatro. Su asombro le hizo olvidar responderle a la joven.
Volvió a su cuadernillo, unas hojas atrás, los rasgos de la mujer eran idénticos a los descriptos con tinta: joven, bonita aún sin maquillaje y vestida con ropa deportiva. Hubo algo que no entendió ¿por que le preguntó la hora si el no tenia reloj?
Volvió a revisar su texto y su personaje si lo tenia, se toco las muñecas y no sintió nada, revisó el bolsillo de su saco y encontró un reloj suizo de bolsillo bañado en oro. ¿De donde había salido?
Agacho su cabeza probo suerte, escribiendo el siguiente texto: “la luz en aquella sala se apagó misteriosa e inesperadamente, dando lugar a la huida de Rossi…” (era el intérprete de su cuento). Levanto la cabeza dando por seguro en que la luz se apagaba, miró la puerta pensando en retirarse sin ser visto.
Nada de esto pasó en ese momento, dirigió la visual al papel para seguir probando y se cortó la luz, Corrió hacia la puerta, quiso abrirla pero la encontró cerrada.
Sonó su celular, era un SMS, no identifico el número pero el texto decía: “Rossi estas en peligro”.
Quiso escribir en la oscuridad, se tiró al piso para apoyarse pero su mano se topó con otra que escribía en su cuaderno, le estaban escribiendo el final. Tocó esa mano que sostenía un bolígrafo, notó que era femenina, aún así la tomó con fuerza y la arrojó con brusquedad, solo el escribiría un final, uno que le ayudare; fue ahí cuando sintió un pinchazo en el cuello, de a poco perdió movilidad, se fue quedando duro. Las luces se prendieron, leyó el texto, debía morir, estaba todo escrito.

33 comentarios:

Carla dijo...

Iván: Este cuento me pareció espectacular.
Tiene suspenso, tiene tensión. Jamás te imaginas el final, porque daba la impresión que el tipo era un perseguido, pero al final, sí lo estaban observando...

Mundo Animal. dijo...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
...................()""()
...................( 'o' )
.|_______|._—(,,)(,,)|'—._
.(O)==(O)~~~(O)==(O)='

Que lindo cuento Ivan
Espero Disfrutes del Domindo
Saludos desde el Mundo Animal
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

SIL dijo...

El relato es excelente.
Mi parte favorita ( la desesperación del escritor por tratar de cambiar el desenlace... mientras otra mano le escribía el final)
Lo intentó.(Instinto de supervivencia !!!!)
No pudo.
Buenísimo.
Besos.

Adolfo Payés dijo...

Excelente relato..

Un gusto pasar por estos laberintos de las letras..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas un buen inicio de semana

joselop44 dijo...

Es buenísimo, casi me ha dado un poco de miedo, ya que también escrito y me he sentido en cierto mododo reflejado en los momentos en los que me siento a escribir.
Saludos

Andrea dijo...

La verdad es que empecé a leerlo rápidamente y no pensaba comentar porque tengo algo de prisa pero me ha enganchado hasta el final con el morbillo de saber qué sucedería con el escritor. Enhorabuena Iván, un buen relato. Un beso!

Angus dijo...

Me gusta leer algo tan bueno, es gratificante.

Niño Abá dijo...

Te atrapa y te sorprende, muy bueno...

Kapasulinos dijo...

Mensaje en Facebook:

JavYer A. DazanExcelente fantasía!! ... Yo mismo he sentido, como Rossi, como a veces pareciera ser yo quien escribe mi historia!
Hace 13 horas · Eliminar


Ligia Melo Martinez'
Iván:
Me gustan los cuentos en los que la trama tiene un fondo de misterio.
Muy bueno. Te felicito!!!

Kapasulinos dijo...

Mensajes en Facebook:

Maria Fernanda Lobato Lemos: Muy bien Ivan!

Braulio Duarte Pereira: super.... saludos...

Mannelig dijo...

Sí, sí, me ha gustado. Excelente ritmo, gran ambientación, originalidad... Enhorabuena.

Norma Ruiz dijo...

ivan:
es estupendo. suspendo-un poco de nervios me dió, yo quería saber...
el final expectante-
escribí otro(bisbisbis)-
besos

LOLI dijo...

Voy a beber agua a ver si me tranquilizo,me has hecho hasta sudar,buff!!Que tensión!!

UN BESAZO

without dijo...

Esas ideas se pofrían plasmar en una fotografía.

Besos

Lisandro dijo...

Ivan, amigo, personalmente este cuento es uno de mis preferidos, me hiciste tensar y quedar en el suspenso... y terminaste dandome vueltas a un final que yo habia imaginado y era otro... un abrazo!

Netomancia dijo...

Me encanta el vértigo que tiene. Y muy bien la descripción del tipo, me lo imagino todo paranoico, a las corridas, nervioso, sin dejar un segudno de escribir y luego, asustado por el desenlace que presumía, era inevitable.
Muy bueno!

M. Angel dijo...

Hola, tras mi ausencia obligada saludo a todos los miembros de este bonito blog.

abrazo

Verónica dijo...

Tu cuento es sensacional, me ha estremecido hasta los huesos... genial!

Besos Ivan!

Maria Susana dijo...

Estupendo Iván, muy buen cuento , completo.
Un abrazo.

| A+N+D+O+R+E+S+U | dijo...

Este cuentoe s excelente, como lo comente en la página de Facebook. ME ha gustado mucho, muy dramático

d80 dijo...

y el escritor quería cambiar el final, luchaba contra el cruel destino... genial!
muy buen relato!
saludos

Diego - Cerdos y Cerdas - dijo...

grandisimo relato
saludos desde el chiquero

Marien dijo...

Me ha encantado tu relato, el final me ha tenido en tensión mientras intentaba escribir su final. Está genial. Me he pasado a conocer a los compañeros de Carla.
Saludos

A.Dulac dijo...

Poco a poco voy conociendo a los compañeros de Carla y de verdad que formais un grupo variopinto nada,nada deshechable.
Buena trama y con un final poco predecible ,pero...¡bién,bién!.Procuraré seguirte, un saludo de A.Dulac

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Sí, que es genial tu relato. Totalmente inesperado su final. Y toda la trama de suspenso de comienzo a fin.

Felicidades, son un equipazo en este blog.

Saludos para todos
Celia

EL ÚLTIMO POEMA dijo...

Es buenísimo, se desarrolla de una manera que no deja que prever el final. Felicitaciones. Muy buen material. Tenia ganas de que hubiera mas, de que continuara el cuento.

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso trabajo Iván , has desarrollado secuencias de manera magistral y el final imprevisible. Muy bueno! Un abrazo

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso trabajo Iván , has desarrollado secuencias de manera magistral y el final imprevisible. Muy bueno! Un abrazo

Con tinta violeta dijo...

Me gustó tu histotia Iván, tiene ritmo y te quedas a leerlo hasta el final sin remedio, ya que engancha...
Animo! seguiré leyendo en el futuro..
Paloma.

LA GORDA dijo...

los cuentos no son tarea sencilla, poe lo sabia.
menos mal que yo escribo con lápiz.

Noelia dijo...

Iván... Me encantó este cuento,muy atrapante y lleno de suspenso. No somos dueños ni de nosotros mismos... jeje!!! Saludos.... Nos vemos!!!!!!!!

Kapasulinos dijo...

Dicen en Facebook:

Naty Julca: Muy bueno este relato. Saludos

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Iván: 4 palabras.
Muy bueno, me gusto!
Saludos!