lunes, 12 de octubre de 2009

"Ruidos" por Iván Ignacio

Un sonido me despertó por muchas noches. Empezaba todas las madrugadas a la misma hora, lo hacia con una perversa puntualidad. Nunca me animé a levantarme, siempre tapado hasta la nariz, asustado en la cama; preferí temer a lo desconocido que animarme a descubrirlo. Cada noche al acostarme me preguntaba si el dramático ritual nocturno seguiría su ciclo o se terminaría al fin. En el primer mes no dormí nunca de corrido. En el segundo pasó algo extraño, mis desvelamientos fueron más esporádicos o bien me acostumbre o algunas noches las fuentes de los ruidos se calmaron.

Fue en la víspera de un feriado que volví muy tarde del trabajar, decidimos cenar afuera con todo el equipo forense. La cena termino tarde, más de lo que yo habituaba terminar el día.
Entré en mi departamento, prendí la luz, ordené un poco el estar para el día próximo y cuando todo estuvo listo apagué la luz del living y por el pasillo me dirigí a mi habitación. A medio camino hacia la izquierda estaba la puerta del baño. Estaba cerrada, fue extraño, siempre la dejaba abierta, ya que tenia problemas de humedad y no tenia ventilación así podría deshumidificarse con otra velocidad. Tal vez la habría cerrado el viento, o yo sin darme cuenta y lo habría olvidado.
Estiré mi mano y cuando tomé el picaporte, una luz del interior del baño se dejó escapar por debajo de la ranura de la puerta. Me quedé helado: -Las luces no se prenden solas.-me dije. – ¿Realmente esto me está pasando?-
Escuché un ruido, lo reconocí, era el mismo ruido que me despertaba con frecuencia por las noche.
También un olor un tanto desagradable incluso para un forense, invadió mis fosas nasales. Lo reconocí.
Suavemente y tratando que los engranajes de la puerta no crujieran, baje el picaporte y empuje. Estaba muy atemorizado mi mano temblaba cada vez mas. Me costaba mantenerla firme, los segundos eran horas, abrir la puerta me pareció una eternidad.
Cuando abrí la puerta, tenía los ojos cerrados, tenia miedo de abrirlos y ver algo que no me gustara. Finalmente luego de un minuto de temblar y fruncir los parpados, los abrí. Mi primera visión fue borrosa, producto del encandilamiento.
Recuperada con rapidez la visual, noté una figura femenina peinándose frente al espejo, la veía de costado. Si bien era una mujer, no era una desarrollada, era una jovencita que muy concentrada no dejaba de peinarse, ni de mirarse al espejo. Estaba vestida de monja, tal vez lo era. Noté que tenía un embarazo avanzado. Su rostro era pálido, los labios morados e indiscutiblemente el olor nauseabundo lo emitía su cuerpo.
-¿Quién es?, ¿Qué hacia ella acá?- me pregunté a mi mismo.
Petrificado como estaba, estiré mi mano y apagué la luz, la prendí rápidamente, hice este juego un par de veces. Ella se dio vuelta y me miró. Noté una marca bordó en su cuello, también vi sus pupilas dilatadas. Su aspecto era peor de lo que imaginé primeramente. Tenía tierra en el pelo y gusanos lumbriformes en las orejas. Estiré mi mano y saqué el más grande.
Recostó su mejilla en mi muñeca y la frotó, una sonrisa dulce fue su respuesta. Se me acercó con lentitud, mi cuerpo no respondió, eran mis articulaciones propias de una escultura de mármol. No pude retroceder. La reconocí era una monjita de catorce años que había llegado a la morgue hace unos seis o sietes meses. Fue encontrada con una carta para su amante, que la fornicó sin besarla jamás.
Ya muy cerca el uno del otro, se colgó de mi cuello y me besó, no se por que no me retiré hacia atrás. Estaba siendo besado por el cadáver de una monjita embarazada. Tal vez sentí que no debía hacerlo, o tal vez no pude negarme o probablemente no reaccionaba ante nada.
Cuando me soltó, expresó una sonrisa de plena felicidad. El espejo reflejaba en mi palidez igualada solo por algún cadáver.
Estaba conteniendo mucha tensión estos últimos meses. Y más en este último minuto. Se dirigió a la bañera y se recostó.
Yo, me estaba sintiendo cada vez más débil y más mareado. Ella empezó a pujar, lo último que recuerdo fue salir de sus entrañas un poco de sangre.
Me desperté en el piso, un llanto de bebe me alarmó. Estaba en la tina, solo, abandonado. Lloraba mucho, lloraba por que tenia hambre.

85 comentarios:

Carla dijo...

WAWWWWWWWW!!!!!!!!! Cuanta Intensidad Iván! Te quedo buenísimo este relato, es para pararse y aplaudir.
Es muy original... y mientras lees, el suspenso te va quitando el aire.
Excelente!

Adolfo Payés dijo...

Me gustó mucho. tiene fuerza y mucha, al leerlo..

Excelente...

Un Abrazo
Con mis saludos fraternos..

Que disfrutes de la semana

Adrisol dijo...

que fuerte este relato..
mientras iba leyendo tenías hasta miedo de cómo iba a terminar..

felicitaciones!!

un abrazo

Norma Ruiz dijo...

me atrapo.
me quedé fría, como la monjita.
suspenso.
bien relatado.
besos

SIL dijo...

Queeeeeeeeeeeeeerido...
Queeeeeeeeeeeeeerido !!!

Brillante.
Horrible.
Espantoso.

Excelente cuento ... no apto para lectores debiluchos.
El final: sin comentarios.


Un gran abrazo.

delfin en libertad dijo...

Excelente relato, me gusta como se van desarrollando los eventos hasta llegar a un final impactante, muy bueno. Un abrazo,

Con tinta violeta dijo...

Realmente, está bien etiquetado como macabro. La verdad es que a uno le entra frío mientras lo lee. Si ese era el propósito lo has conseguido.
Un gusto leer los textos de los Kapasulinos. Tenéis un hermoso taller.
Slds desde España.
Paloma.

joselop44 dijo...

Muy buen relato Iván. Lo llevaste muy bien, sin dejar caer la tensión en ningún momento.
Lo del bebé fue una gran sorpresa que le da, junto al deseo del beso, un gran toque de ternura.
Saludos

LA GORDA dijo...

una consulta, ¿Cuál era el ruido que escuchaba, el llanto del bebé dentro vientre?

Liliana G. dijo...

Guaaauu... ¡Sí que es un cuento de terror! Me lo leí de un saque... buen síntoma, atrapa al lector que quiere saber el desenlace.

Felicitaciones Iván.

Besos.

Ivan Ignacio dijo...

La Gorda : Habia que estar ahi saber cual era

Basurero Usurero dijo...

Esssssoss ruidos. Suerte,

Fernando Rocchia dijo...

Atrapante...buenisimo!!!

M. Angel dijo...

Iván Ignacio, precioso y fuerte tu relato, engancha al lector esperando tembloroso ante la incertidumbre del final.

Te felicito
saludos sinceros

amor y libertad dijo...

digna de noche de terror por todo lo alto tu narración, bebé incluido, terror y amor incluido

Lasosita dijo...

Me he sentido transportada a un cuento de terror.
Muy bien escrito y con mucha intensidad en las imágenes que has creado, Iván!

y he sentido miedo...!!


Saludos y un bravo!

A.Dulac dijo...

Gracias por tu visita y tus palabras.
Tu relato es...escalofriante,buen trabajo y bien maquinado.Un saludo de A.Dulac

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Iván...

Un relato lleno de misterio y terror, lo leí de un solo tirón pues desde la primera linea queda uno atrapado en la trama.

Tiene un final de impacto y muy bien logrado.

Saludos.

MAJECARMU dijo...

Amigo,tu historia es como arrancarle un milagro al misterio irracional de la muerte.. Después del miedo y la confusión,aparece la vida.. dando un matiz de inocencia y comienzo de nuevo..

Ese niño.. es un renacer..o despertar de un sueño..!

Mi enhorabuena por la construcción de suspense y el mensaje final de calma y vida.
Mi abrazo.
M.Jesús

Verónica dijo...

Aplausos!!! Me ha tenido en vilo todo el relato, y el final es alucinante!!

Felicitaciones sinceras para ti, es genial!!!

Besos y linda semana!

Silencios dijo...

Brillante Iván. Las imágenes que proyectas son nítidas y perfectas.

besines y muchas gracias por pasar por mis Silencios.

KUBAN dijo...

Me sorprendiste al final. Excelente y muy bien narrado. Gracias por visitarme. Un abrazo.

Ligia Melo Martínez dijo...

Ivan:
"Ruidos"...es un buen relato desde el titulo hasta el final!
Me dejó un escalofrio de miedo en la piel!

P.D.: Ahora no podré abrir la puerta de mi baño sin pensar en la monjita....brruuuuu!

Isabella Ros dijo...

Macabro,terrorífico;pero...excelentemente
contado,con un final perfecto.Me atrapó.Lo leí casi sin respirar.Las imágenes se van presentando con una nitidez sorprendente.FELICTACIONES!!!
GRACIAS,por tu visita y tus palabras.UN ABRAZO FRATERNO.

Anouna dijo...

Ivan, yo estaba igual que él, como estatua petrificada de marmol pero sin poder escapar!!!! Me dió miedo, quise correr pero no pude, estaba pegada al escrito, como hipnotizada por esta niña monja, espectro, UUUUUuuufffffffffff. Que intensoooooo, me dio el mismo susto que verlo en pelicula!!Genial, me atrapaste.

Muy bueno, Buenísimo.
Saludos
Anouna

Nelson Diaz dijo...

Cuanta fuerza tiene tu relato mi estimado amigo. Reflejo de talento y mucha pasión por lo que haces. Me encanta igual este proyecto, muy buen tu blog. Un abrazo desde Venezuela y por supuesto que dejaste y muy bien puesto el comentario a mi blog, muy agradecido. Éxitos.

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

¡Vaya, Iván! me quedé de una pieza! Fuerte..., fuerte.

Saludos!

Mª JOSE. dijo...

Iván,tu relato muy bién hilado..me dejaste enganchada a la pantalla hasta el final.Me gustan las historias macabras,de hecho publico relatos de terror en el blog de un amigo.
El tuyo¡¡fantástico!!Gracias por visitar mi casa.
Besos.MJ:)

Harold Diaz dijo...

precioso, me encantó.

Gracias por el comentario.

Saludos!

Poetiza dijo...

Ivan, exelente relato, me atrapaste desde las primeras lineas y me dejas esperando una continuacion al relato. Confiezo que me dio miedo conforme fui leyendo. Te dejo un beso, cuidate.

TriniReina dijo...

Me ha parecido un relato magnifico. De esos que atrapan al lector y no lo sueltan hasta terminarlo y luego le deja una inquietud en el cuerpo.
A mi me pasó.

Me gustó.

Saludos

josealfonsomartínez dijo...

Allá le dejó el bebé porque era suyo.
Un abrazo.
_____

Gracias.

mardelibertad dijo...

Buen relato desde el principio al final de terror y suspense, y ub canto a la vida de un nuevo ser..¿Se espera seguir?
Gracias por visitarme y comentar
Besos

Cris Gª. Barreto dijo...

Muy bueno Iván.

Todo un placer descubrirte. Te leeré más entretenidamente.

Felicidades,
Cris.

Albino dijo...

No cabe duda que la historia que narras es macabra, pero tambien esta muy bien hecha y tiene que haber literatura para todos los gustos.
Me alegró leerla.
Te dejo mi logotipo en tu lista de seguidores, y espero que me dejes el tuyo en mi blog.
Un abrazo

elisa...lichazul dijo...

iván

nomás queda aplaudirte por tu relato que causa reacciones a quien lo lee, además de llamar su atención hasta el final
felicitaciones!"!!

gracias por tus huellas
sé siempre bienvenido a mi espacio
un abracito de paz

pd...corrige estos detalles

Fue en la víspera de un feriado que volví muy tarde del trabajar,
del trabajo
de trabajar

o yo sin darme cuenta y lo habría olvidado.
la habría cerrado (sigues hablando de la puerta )

y respetar los tildes en algunos tramos

anapedraza dijo...

¡Ufa! me has acelerado el corazón a mil.

Me ha parecido una bella metáfora, yo por lo menos lo he visto así.

¡Un abrazo!

MIGUEL

Clara dijo...

Qué buen final, digamos que "quedó abierto" a mil elucubraciones y posibles explicaciones.
En medio del espanto, increíblemente se siente mucha calidez... eso fue raro.
Muy atrapante, eres bueno escribiendo Iván, esperaremos nuevas entregas.

mariarosa dijo...

¡¡Ay mamita que cuento!!

Ivan, te felicito, es una historia buenísima, me encantó.
Vas llevando el misterio lentamente y dejas al lector devorando las palabras ante un terror tan bien logrado.

¡¡Aplausos!!

mariarosa

Alfredo dijo...

Este relato haría las delicias de cualquier guionista de películas de terror. Es fantástico.

Un saludo!!

Lisandro dijo...

Amigo, este cuento te hace erizar la pie, no me quito la imagen de la monja... y menos del feto... me encantó... un abrazo.

Marien dijo...

Genial relato. Muy bien descrito y dibujado, hay imagenes que tardaran en irse de mi mente. Muy intenso y fuerte.
Estupendo
Abrazos

WILKIN URBANO dijo...

Iván, estoy muy de acuerdo con la amiga Carla, el relato está muy nutritivo, puedo decir que en gran manera vale la pena volverlo a leer unas cuantas beses más…

salvadorpliego dijo...

Impactante!!!! Hasta escalofrío me dio. Merece aplausos este cuento. Un fuerte abrazo.

Paula Olivieri dijo...

volviste a nacer IVAN!!! expectacular, magnifo cuento, atrapante y novedoso, me gustó mucho.
feicidades!
abrazo
PAU

MarianGardi dijo...

Muy interesante este relato, te lleva facilmente hasta el asombro.
Gracias por llegar hasta mi territorio poetico.
Saludos

Rayuela dijo...

Bravo Iván!
Muy buen relato, tenso hasta el final.
Me gustó mucho.

Te dejo un beso!
(y gracias por tus comentarios con el perfil de Carla)

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Muy bueno tu blog y gracias por viajar al mio
regresareeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeè

Lydia Raquel Pistagnesi

Galán de Barrio dijo...

Iván:

Muy buen cuento, mantiene la tensión hasta el último minuto.

la historia es buena y está bien contada, quizás le puliría un poco algunas palabras.

Me alegro mucho de sumar un kapasulino más al barrio, no puedo creer que hayas leído toda la historia de corrido! Te cuento que todos los personajes vienen de relatos anteriores, esta es una gran saga que reúne a todos los habitantes del barrio.

saludos y bienvenido al barrio, espero verte seguido!

Sandra Pasquini dijo...

Uff ! que nochecita! , que nochecita pa´nacer !
La imñagen de la monja joven, embarazada y en franco estado de descomposición, peinándose frente al espejo es una contrucción muy buena que hacen que uno solo quiera emprender despavorida carrera rumbo a la calle ya!
Me quedé con aquello del beso que no le dieron y su relación con lo que luego viene a suceder.
Muy buen relato, con un trasfondo que da mucha para pensar.
Y ... es así la vida, una noche cualquiera uno simplemente ...nace.

Sandra Pasquini dijo...

perdón por los errores de tipeo, urgente lentes!!

TORO SALVAJE dijo...

Sencillamente excepcional.
No es habitual tanta calidad.
FELICIDADES.

Saludos.

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

En verdad no tenía pensado leer hoy algo así …
Pero Gracias !!! estuvo espléndido y atrapante

J. L. Maldonado dijo...

Excelente relato. Buen manejo del "suspense".
Saludos.

Zarela dijo...

Me dio sustito. Buen relato te felicito.

Gingerale dijo...

como alguien ya dijo ¡horrible! y hermoso.

Lourdes Torres dijo...

Me tuviste pegada a tus letras desde el principio hasta el final del cuento. Es impactante!!!

Gracias por tu visita.

Saludos desde México.

Posmoderna dijo...

Aunque suene repetitivo, el suspenso que lograste fue increible!
Ahora me dara miedo pasar por las noches al baño.

saludos!

Robërto Loigar dijo...

Hola Ivan,

Gracias por tus palabras elogiosas. Te diré me gustó el aire de misterio y siniestro en que dibujas en el ambiente de tu entrada.

Salud!

peregrina@joyazul.net dijo...

Que tú hayas aplaudido mi post es un gran regalo porque si a alguien con tu talento le gusta lo que escribo ... uy ¡qué honor!

Me encantó este relato ... me has llevado de suspiro en suspiro ,¡hasta quitarme totalmente el aire!

¡Gracias!!!
Peregrina.

Pedro Aros Castro dijo...

Nadie quisiera encontrase con macabra escena después del trabajo, es bueno olvidarse de las labores al llegar a casa, parece que a ese tipo lo impresionó la monjita embarazada, buen relato Ivan, felicitaciones.

un abrazo fraterno
saludos

Noelia dijo...

Ivan:
Este cuento es genial!!!!!! Me encantó y te lo dije el día que lo leíste de car... es muy impresionante, lleno de suspenso, y con una especie de realismo irreal muy muy atrapante!!!!
Besos!
Nos estamos viendo Noe!

María Laura dijo...

HOLA IVAN,

AQUÍ DEVOLVIENDO TU VISITA Y SORPRENDIDA CON EL RELATO, QUE ME ATRAPÓ HASTA EL FINAL,

TE DIRÉ QUE PREFIERO LOS DE AMOR O COMEDIA,

BESITOS.

mimbre dijo...

Hola Ivan Ignacio...
Muy bueno. Un relato con ritmo, que atrapa y cautiva, con un final abierto, repito buenisimo¡¡
Esperamos la segunda parte...
Gracias por tus palabras y tu visita por mi "rincón"...
Un abrazo enorme
Osvaldo

Ivan Ignacio dijo...

agradezco toda la buena onda y me alegro que les haya gustado.
Gracias Elisa...lichazul por ayudarme a corregir mis errores.

buen fin de semana a todos

Martín dijo...

Necrofilia y estupro dos por uno. Qué nivel de densidad...!!!

Mariluz dijo...

¡¡¡Grande Ivan!!!
tensión a raudales... magnífico, amigo
besos

SUsana dijo...

Hola Iván:
Gracias por tu comentario.
Veo que tenés tus lectores e incluso una correctora.
Muy buen relato, gracias por permitirme leerlo.
Salu2,
SUsana

Cecilia dijo...

Muy buen relato, original y con un muy buen final. Saludos!

Marina-Emer dijo...

Me acabo de hacer seguidora de tu blog
te deseo un domingo feliz ...un abrazo
Marina

Violeta dijo...

En primer lugar gracias por asomarte a mi ventana..con ello has hecho que descubra tu forma de escribir relatos y he de decirte que me he enganchado con esa forma que tienes de escribirlos..espero ir descubriendote a cada paso..un beso enorme navegante!

dIcSoCiablE dijo...

Muy buen relato, lo manejas muy bien, me encanto el final, por lo general me encantan los finales en los que no sabes que sucedio, por que en ese momento el lector puede aprovechar para convertirlo suyo.

Un abrazo :]

Maria Susana dijo...

Iván, muy bueno, muy bueno...buenísimo.Un cuento de terror que te deja pensando,( menos mal que en mi casa no hay bañera)
Un abrazo.

juan pablo milito dijo...

Excelente.Estilo,contenido,claridad narrativa...una historia que "transmite"... Laura Kowalski

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Hola Iván Ignacio, me ha gustado mucho tu relato de principio a fin.

He venido para agradecerte tu apoyo, y sí, creo que se ha sido injusto conmigo, pero el tiempo siempre va a poner las cosas en su lugar.

un fuerte abrazo

Maite

Alatriste dijo...

Gracias por tus ánimos para mi amiga Raquel. Un placer saludarte, compañero. Abrazos desde mi rincón.

José Del Moral De la Vega dijo...

Hola Iván, prometí venir por aquí y leerte cuando terminara unas urgencias que me tenían secuestrado y, afortunadamente, ya han terminado.
Tu relato está aliñado de tales especias que lo hacen, realmente, macabro. Consigues provocar la repugnancia, aunque el interés que despierta la historia impide abandonarla.
Tu cuento me ha gustado mucho. Volveré por esta casa.
Enhorabuena, Iván.

PIZARR dijo...

Ivan, lo primero de todo quiero agradecerte tu visita al Mundo de los Sueños.

Decirte que conocía este blog del Taller de los Kapasulinos a través de Carla y supongo que así fué como llegaste hasta mi blog. Este mundo virtual es una inmensa tela de araña que va enlazando vidas y personas.

Me gusta mucho el trabajo que realizais en el Taller y me ha gustado este relato tuyo.

Un saludo desde el otro lado del CHARCO.

DeaBea dijo...

Relato atrapante!!!
Lo que no entiendo es por qué le sacaste el gusano con la mano?
Gracias por tu visita!!
Un abrazo

Ivan Ignacio dijo...

DeaBea: ¡Con la lengua no lo voy a sacar!

ROSA G.C. dijo...

uff! genial
Saludos
Rosa.-

calamanda dijo...

¡Qué barbaridad Iván! Emoción hasta
el final...me pasa una cosa así y
me da un infarto al instante con
lo miedosa que soy...espero que
no sueñe esta noche con esto...
está estupendo.

Un abrazo.

Panchuss dijo...

ivan.

hasta la mitad del texto venia re enganchado. la verdad es que me metiste en la historia. pero cuando lei "Fue encontrada con una carta para su amante, que la fornicó sin besarla jamás", me dije " aca la cagó". en una frase sola me decis toda la intriga del cuento. y el cuento se acabo para el lector. todo lo demas con que lo quieras adornar, no sirve de nada, solo reafirmas la idea de una muerta embarazada.
como le dije a carla, deja de ser vos el protagonista y dale al protagonista el lugar que tiene que tener en tus textos.

pancho

Ivan Ignacio dijo...

Sigo sin entender la gravedad de lo redactado.
Pero no me parece una cagada lo escrito, me deja conforme.

Maria Susana dijo...

Acabo de releer tu cuento Iván, tratando de ser imparcial en dar mi opinión (como se hace en el taller)Tengo que decirte que está muy bueno el cuento y creo que da para seguirlo , una segunda parte sería muy bien venida.
Un abrazo.