jueves, 15 de octubre de 2009

TALLER ABIERTO OCTUBRE

Como ya todos saben una vez por mes publicamos el trabajo de nuestras visitas.
En este caso nos visitan Emiliano Gabriel Pascal y Pablo Feliziani.
A continuación encontrarán una pequeña reseña de cada uno, luego, para leer sus textos, cliqueen "leer mas".

Emiliano Gabriel Pascal, tiene 22 años, vive en Adrogué, provincia de Buenos Aires, Argentina. Estudia letras en UNLZ. Mantiene el blog: Refugiofantasia.
Nos regala su cuento "Carta Nº 2"

Pablo Feliziani, es de Villa constitucíon, Santa Fe, Argentina. Cursó el colegio primario y secundario junto con nuestro compañero Iván Ignacio. Es Instrumentador Quirurgico y estudia 2do año de Profesorado de Filosofia en Rosario. Tiene 28 años. Y nos trae su texto: "¿Qué nos pasa que no podemos estar solos?"



¿Qué nos pasa que no podemos estar solos? por Pablo Feliziani

¿Qué nos pasa que no podemos estar solos?
¿Nunca se hicieron esta pregunta? Algunos sí, y se atrevieron a vivirla que fue lo más desafiante en esto de intentar darle una respuesta a esta pregunta.
Estar solos nunca es malo, siempre que se lo haga en su buena medida, no es malo sino que es saludable. Es ese espacio y momento donde tus ideas, recuerdos, anhelos, etc. se hacen más que evidentes y presentes.
Lo desafiante es animarse a vivir solos, sin apoyos, sin derroteros aparentes, más que la propia fe…
Quienes se animaron a vivir esto gozan con ello y son felices. Sí muy felices en un mundo que no sabe de ésta soledad, no de la otra que sí sabemos; la de no darnos tiempo para nosotros mismos por estar siempre dependientes de otros o relacionados de una manera hasta patológica. Hoy estar solos es signo de debilidad, hasta de patología para los más extremistas…
Darse el momento de soledad no es ser un solitario, es ser amigo de uno mismo, es quererse a uno mismo. Es entrar y ver que hay, para luego salir y ver que dar.
Nos vaciamos día a día entre mil ocupaciones, las cuales muchas no son tan necesarias. Vaciados y sin sentido, porque claro, estar solos implica un poco de silencio, su gran amigo…
Quienes se animaron a vivir la repuesta nos enseñan a callar para encontrar la nuestra, la que nos es muy propia, la tuya, la mía. Por eso yo callo ahora, para
Encontrar la mía y empezar a vivirla…



"Carta Nº 2" por Emiliano Gabriel Pascal

Buenos Aires, sábado 14 de Octubre

Querida:

Tampoco anoche pude dormir, no sé por qué te lo cuento, tampoco por qué lo escribo, lo único cierto es que no he dejado de pensar en vos, en tus ojos, pero sobre todo en tu mirar. Sabés, esta carta pretendió ser más larga, lo fue y sin embargo, fue borrada.

De todas formas hay algo en todo esto, la desaparición de la vieja carta, el volver a escribirte y el suponer que me leerás; que me hace pensar en una situación dramática, es decir, artística. Te veo sentada en la puerta de tu casa abriendo la carta, sorprendida pero alegre y a la vez un tanto feliz, te veo leyendo y releyendo cada una de las líneas y pensando qué me vas a contestar, te veo sonreír y eso me encanta.

¿Sabés? Hace mucho que se me planteó esto de escribirte y sin embargo, el obrar del azar o el capricho de algún dios (acaso la intervención divina de algún demonio) me han frenado en el impulso inicial de enviarte cualquier barbaridad. Pensaba escribirte un poema, luego un cuento, y luego dije “a lo mejor un simple mensaje de cariño o de afecto”. Pero no, nada de eso fue enviado ni escrito, el tiempo o vaya a saber qué otro fantástico ser me han despojado de esa idea inicial, intuitiva y levemente patética. Hoy, aunque no creas, algo más maduro, pienso que estas líneas deben de ser preciosas. ¿De qué otra manera tendría yo el derecho de hacerte perder el tiempo? ¿Sabés? Estas líneas tienen que ser preciosas y lo son, porque sinceramente van escritas con aprecio.

¿Y sabés lo que es el aprecio? Es no escribir por escribir, es no hablar por hablar, es saber callar y saber decir en el momento oportuno. Cuántos poetas hay que sólo escriben por el simple impulso de ver algo suyo publicado, Vida, yo escribo porque me gusta escribir, la escritura es en primer lugar un acto onanista y luego que vengan a decir cualquier cosa. Y sin embargo, la escritura también es para comunicar, pero a veces se queda tan corta...

Sí, porque uno no sabe ya qué palabra inventar para decirte lo mucho que se te quiere, que se te adora, que se te ama; entonces lo único que a uno le queda es escribir y escribir febrilmente para que este impulso que del corazón cae hacia el brazo y del brazo a la mano sea expuesto en el papel. Nena, me enseñaste a escribir con la mano izquierda, con el corazón.

Y ¿sabés? Ahora pienso que incluso esta carta que cuenta una verdad no debería ser leída por tus ojos. Acaso creo mejor proponerte algo, una labor poética o tal vez esa palabra me quede algo grande a mí, pero no tanto a vos "mi pequeña poeta". Cosa del destino o, como bien he escrito antes, intervención divina de algún demonio; la carta anterior se me perdió. Era, por supuesto, algo más extensa, algo más tediosa, pero a la vez algo más impulsiva, romántica y por ende cursi o patética. Sin embargo, estos extravíos no previstos suelen ser enriquecedores, por ejemplo ahora se me viene la idea de una historia, una novela escrita por dos narradores distintos y creo que para ser más real o para ser sincero, teniendo en cuenta mi poco arsenal lingüístico, debería ser escrita por dos autores diferentes. De un lado vos, la mujer poeta y por el otro yo...

Pensaba que esta historia debe narrar la vida de dos personas que se alejan, en el tiempo actual, y que no tienen otro medio de comunicación como no sea la carta. Entonces ellos, que ahora se ven separados por una distancia infinita de cosmos o espacio, escriben una y otra vez y una más, pero ninguna de las versiones les gusta. Con la primera saben que preocuparán demasiado al destinatario; con la segunda piensan que se demuestran muy fríos o demasiado melosos; con la última, la más concisa, no están de acuerdo, pero conceden que es la que más gustará al lector. Ellos escriben y escriben mucho, pero hay cartas que escriben y no mandan esas "Cartas que no se envían" serían nuestra historia.

¿No te parece hermoso? ¿No es cierto que es fantástica la historia? Claro que el procedimiento se agotaría muy rápido y lector de la novela se cansaría también demasiado pronto, pero no importa, ya surgirán otras ideas mucho mejores, ideas de seguro tuyas.

Es hermoso escribirte, es hermoso como cuando estás a mi lado en silencio y yo juego con tus rulos y te veo esos ojos verdes y me pierdo y me ahogo en tu mirar, tu mirar que es tan profundo como el mar. Entonces yo me siento tan pequeño a tu lado, tan pero tan chiquito y lo único que quiero es abrazarte y quedarme ahí a tu lado. ¿Ves?, no puedo salir de lo patético y acaso por eso esta carta no deba de ser enviada...


25 comentarios:

Kapasulinos dijo...

Felicitaciones chicos por sus textos.
Gracias por participar en el taller!
Bienvenidos!!!

Carla dijo...

Me encantaron los dos textos!
La carta es preciosa, y el monólogo de Pablo es muy interesante y para reflexionar.

Joaquin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adolfo Payés dijo...

Excelente felicitaciones por sus bellos trabajos..

Es un gusto visitarlos.

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas un buen fin de semana..

Paco Bailac dijo...

Fenomenal tareas..... enhorabuena...



pacobailacoach.blogspot.com

anapedraza dijo...

¡Vaya nivel!

Me gustaron ambos textos, un placer para mis neuronas.

¡Un fuerte abrazo para todos!

MIGUEL

Ivan Ignacio dijo...

Killy: mis felicitaciones
Me llegó mucha esta reflexión: "Darse el momento de soledad no es ser un solitario, es ser amigo de uno mismo, es quererse a uno mismo. Es entrar y ver que hay, para luego salir y ver que dar."

Muy buena reflexión y muy bien redactada

SuperBerna dijo...

Gracias por el comentario....besos

beker dijo...

Muy bien, me han gustado mucho; así si merece. Saludos

Con tinta violeta dijo...

Muy buena la colaboración. Ambos escritos me gustaron. La soledad que nos hace conocernos para luego poder dar algo verdadero: lo que te sale del corazón es alg que durante mucho tiempo había olvidado. ¡Y vaya si es importante!
La carta es un valiente ejercicio de introspección y de revisión de los sentimientos.
Una buena idea Kapasulinos dejar espacio para otros en su taller.
Saludos y cariños desde España.
Paloma.

Piluka dijo...

Escribir tan bien es todo un don.
Gracias por visitar mi blog.
Saludos.

Martín dijo...

Vivo solo pero no encuentro la soledad. Ya sea por culpa de los insectos o del perro del edificio, siempre hay algun tipo de distracción que me recuerda que no estoy solo en el mundo. La soledad es un estado escurridizo y fugaz en el que solo se puede permanecer por medio de la intuición o el sueño profundo.

Saludos desde la ciudad chiquita.

Nosinapsis Cuando las Neuronas No funcionan dijo...

Muchas gracias a los chicos de taller por publicar el texto, a todos por los comentarios y la buena recepción. Y a Pablo también gracias por su texto.

Diego - Cerdos y Cerdas - dijo...

Saludos para todos!!!

ONUBIUS dijo...

Es fácil disfrutar cuando se viene por estas cuatro esquinas... La soledad siempre es buena cuando la buscamos pero no cuando es impuesta, sin preguntarnos nuestra opinión, genial reflexión, como la del poeta que escribe desde el corazón y no desde la intención de aparecer, lo dicho y escrito, un placer siempre...



Abrazzzusss

Agradecido por vuestras felicitaciones...

joselop44 dijo...

Me quedo con los dos. me encantaron.
Abrazos a todos y todas jajaja

Verónica dijo...

Muchas felicidades a Emiliano y Pablo por sus cartas... son magníficas!!

Besos y feliz fin de semana Kapasulinos!

Ligia Melo Martínez dijo...

Emiliano y Pablo:

Muy buena esa reflexion y el relato-carta también.

Ambos merecen las felicitaciones que les hacemos llegar a través del taller.

Felicidades!!!

Marcelo dijo...

Qué buena idea che!
Un saludo

without dijo...

Se agradece vuestra invitación a la lectura.

Besos

Norma Ruiz dijo...

hola amigos:
me encantarón los textos.
los felicito a ambos
besos

mardelibertad dijo...

Me gustaron,interesante
Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Cada vez que entro en vuestro espacio, me doy una topetina de leer... jajaja

saludos y un abrazo a todos!

EL ÚLTIMO POEMA dijo...

Hola primero que todo feliz cumpleaños Noelia, te deseo lo mejor que se le puede desear a una persona, cumples el mismo día que mi hermana mayor que bien.

Y con respecto a los dos textos gracias por seguir aportando tan buen material, siempre es un gran placer leer algo interesante.

Felicitaciones a los escritores.

Pablo dijo...

Les agradezco que hayan cumplido y puesto en Octubre mi pobre escrito.También agradezco las críticas.
Este escrito, como todos, no tiene fines de publicación, sólo de compartir... Como leerán no hay línea clara, pero n se fijen en eso, miren el mensaje...
Un abrazo
Pablo.