lunes, 26 de octubre de 2009

Velorio del tío Felipe por Lisandro

A las cuatro de la mañana sonó el teléfono, me levanté entre dormido, atendí. Mi primo Juan me dijo secamente que el tío Felipe había muerto. Me cambié lentamente quejándome, no quería volver a ver a mi familia, a toda esa mersa de falsos, pero bueno, tenía que ir por compromiso.

Primeramente no sentí dolor en el alma por mi tío muerto, y menos por mis primos. No lloré porque nunca fui de desperdiciar lágrimas por quienes no se las merecían. Me senté frente del cajón mortuorio. Mi tía comenzó a gritar lastimosamente:
-¿Por qué mi Dios? ¿Por qué te lo tuviste que llevar? ¿Por qué Dios mío? -Mientras se acercaba la parentela para consolarla, en una carrera para ver quien era el mejor consuelo para ella. Me acerqué a mi hermano y le susurré en el oído:
- Cállenla, que callen a esta loca.
Mi hermano me fulminó con la mirada. Sin pensarlo dos veces me alejé lentamente de él porque de otro modo iba a terminar haciendo compañía a mi tío muerto.
En otra sala, me acerqué a una pequeña reunión de cuatro personas algo ancianas y escuché sus comentarios fuera de lugar:
- Era tan bueno Felipe…
- Sí y buen padre.
- Y un gran trabajador.
Por inercia, una risa o mejor dicho una carcajada en seco se escapó de mi boca. Me devoraron con sus miradas y al sentirme intimidado me fui afuera a fumar un cigarro.
Mi primo Juan se acercó llorando y me abrazó. Yo respondí a su pedido de consuelo soportando que me llenara toda la camisa de moco. Lo acompañé hacia adentro y todos los presentes se dirigieron a abrazarlo desesperadamente.
Cansado me tiré en una silla dejando que mi primo se las arregle solo, y me dormí apenas por cinco o diez minutos, siendo despertado por los murmullos del rezo de un rosario… Malhumorado quise aplacarme con algún recuerdo lindo del tío pero no hallé ninguno.
Siempre les pegaba a mis primos y a mi tía, nunca trabajó, no fue buena gente, estafó a media Argentina… y mi tía, de qué se la daba, siempre fue una mujer con placeres ajenos a los de Felipe. Cada familiar sabe quién es el otro, pero en su falsedad son felices entre ellos.
Mientras a modo de pésame rezaba el Ave María y el Padre Nuestro, me iba acercando hacia los cínicos y el estómago se me revolvía por sus voces falsas, por los que se creen comer santos para después defecar diablos, por los que te regalan el elogio un vez estando muerto mientras en vida te matan sacándote el cuero. Por los que pretenden ganarse el título y decir con orgullo: “Yo estuve acompañando desde el primer momento a toda su familia en el duelo”, y por muchas idioteces más. Y sin pensarlo, o más bien pensándolo pero sin querer actuar, se me escapó un grito de furia:
-¿Por qué Dios permitís todo esto? ¿Decime por qué?
Y todos, como ratones hambrientos se me acercaron, se me abalanzaron para calmar lo que creyeron mi dolor, pero que en realidad era una queja hacia ellos, aunque nunca lo supieron.


46 comentarios:

Carla dijo...

Me encanta este cuento Lichi, es muy irónico...
Lo que pasa lamentablemente en muchos velorios, lo expresaste muy bien.
Me encanto como armaste el personaje del protagonista, te quedó muy bien!

Paco Bailac dijo...

Carla "el velorio" es fenomenal.... me ha encantado "procuraré que no me mojen de moco la camisa"..
Un saludo

pacobailacoach.blogspot.com

Angus dijo...

Me ha encantado tu cuento. Un saludo.

Kapasulinos dijo...

Paco: El cuento es de Lisandro y no de Carla.

Duna dijo...

Lisandro te felicito por tu buena prosa y por la calidad del escrito.
Has sabido ponerle ironía a unos momentos que suelen ser bastante delicados.

Muchos besos.

Norma Ruiz dijo...

Lichi:me gusto el cuento.
irónico y de humor negro.
y por qué no, real en algunos velorios.
besos enormes mi amigo

Norma Ruiz dijo...

Soy yo de nuevo.
me encantan las fotos , donde están todos juntos.
cariños y besos a todos.

Ana dijo...

Lichi...Me ha encantado...Has captado muy bien lo que suele suceder en este tipo de actos.

Muchos besitos.

salud equitativa dijo...

queridos: lo que no se expresa en vida... sólo es para la foto. lo que se dice en vida, portando odio, lastima tanto como una puñalada... los velatorios son una mentira social para que algunos oportunistas convenzan a otros del sentido del amor que nunca tuvieron. Un abrazo andino a todos. Víctor

joselop44 dijo...

El muerto siempre fue un santo...
Un abrazo

Tanais dijo...

Me ha encantado, cuanta razón llevas, esto es exactamente lo que pasa muchas veces...en fín...

medianoche dijo...

No te conocía ese estilo, muy buen relato, lo narras tal cual es en la realidad, jajá, muy bueno Lisandro.

Besos

Mariluz dijo...

Hay muchos "tio Felipe" repartidos por el mundo ¡y no digamos de la familia! si te digo la de veces que me he tenido que aguantar la carcajada en velatorios...
perfecta ironía y buen hacer, amigo Lisandro. Me encantó
besos

beker dijo...

Me hiciste recordar situaciones reales vividas Lisandro; muy bien expresado, captas a la perfección lo que rodea muchas veces este tipo de acontecimientos, donde se mezclan diversos sentimientos, un saludo con afecto

Harold Diaz dijo...

Grandioso, me encantó.

Saludos!

elisa...lichazul dijo...

lichi

das tiro y cancha con este relato
un gusto leerlo
con ese sarcasmo y humor negro que bien se aviene a este tipo de narración:=)

besitos de luz

M. Angel dijo...

Lisandro, me encantó esta forma de relato, tan real en otros tiempos e incluso en estos.

saludos

Pequeños Soles de Noe dijo...

La hipocresía dibujada en tus palabras. Sensacional

Abrazos

Noe

Antoñi dijo...

Redactas de lujo, un relato que con muchísimo contenido, muy bien expresado, su lectura resulta amena y te hace partícipe de su trama… Te felicito, Besos, Antoñi

Sandra Gutiérrez Alvez dijo...

una realidad, algo que sucede siempre, pero que muy bien supiste traerlo a las letras, amigo.

me trajo funestos recuerdos de familia.

te dejo un beso.

Ligia Melo Martínez dijo...

Lisandro:
Un verdadero buen cuento corto...nada te quedó fuera.
Felicidades por tu prosa!
Un abrazo.

Verónica dijo...

Lisandro, tus letras me tocan tan profundo que duelen, me quedo sin palabras... pero antes de enmudecer por las lágrimas te felicito de corazón!

Queridos Kapasulinos... tienen un premio en mi blog!

Besos y abrazos

Adrisol dijo...

muy bueno!!
irónico,con humor negro pero muy fino...
felicitaciones!!

besoss

LA GORDA dijo...

lo bueno es que si el tipo se confesó antes de palmar seguro segurito que se va al cielo...

Lisandro dijo...

Carli: Gracias amiga por tus palabras... TKM.
Lichi.

Paco: Gracias por tu comentario, pero el cuento es mio no de carlita.
Lichi.

Angus: Gracias por tu visita.
Lichi.

Duna: Es una realidad que sucede casi siempre... gracias por tu comentario.
Lichi.

Norma: Gracias amiga por tus palabras, un fuerte abrazo.
Lichi.

Ana: Gracias por tus palabras amiga. Un abrazo.
Lichi.

Victor: Sabias aplabras amigo, un fuerte abrazo.
Lichi.

Joselop: Jajajaj, te pasaste, cortito y simple pero real!!! Un abrazo.
Lichi.

Tanais: Asi es amiga, pasa muchas veces. Gracias por pasarte y un fuerte abrazo.
Lichi.

Medianoche: Gracias por tus palabras de aleinto amiga... un fuerte abrazo.
Lichi.

Mariluz: viste que es feo aguantar las carcajadas en un velorio, pero bueno!! jeje... un abrazo y gracias.
Lichi.

Beker: Otro gran saludo a ti amigo, un fuerte abrazo.
Lichi.

Harold: Gracias por tus palabras.
Lichi.

Elisa: Gracias por tus calidas palabras amiga, un fuerte abrazo.
Lichi.

M. Angel: estoy seguro que paso, pasa y seguira pasando este tipo de situaciones, gracias amigo, un fuerte abrazo.
Lichi.

Noe: GRacias por tus palabras y tu visita... un abrazo.
Lichi.

Antoñi: Gracias por las felicitaciones... un fuerte abrazo.
Lichi.

Sandra: Gracias querida amiga por estar presente... un fuerte abrazo.
Lichi.

Ligia: Gracias por tus palabras de aliento amiga... un fuerte abrazo.
Lichi.

Veronica: Gracias por el premio y por el comentario, un fuerte abrazo.
Lichi.

Adrisol: Muchas gracias amiga de corazón por tus palabras, un fuerte abrazo.
Lichi.

Lisandro dijo...

La gorda: Te saltie, mil perdones, gracias por tu comentario y tienes toda la razon, un fuerte abrazo.
Lichi.

el oso dijo...

JA!! Buenísimo, Lichi, qué buena bienvenida a mis visitas al Taller. Una sarta de personajes que nunca faltan en los velorios, descriptos con el mejor gusto.
Abrazo

SIL dijo...

Iba leyendo, Li, y me acordé de tantos velorios, incluso algunos que realmente me dolían, y aún así, siempre hay situaciones desopilantes, que te arrancan sonrisas que OBVIAMENTE no podés soltar.
Te felicito.
Una pintura irónica perfecta.
Un abrazo enorme, Lichi.

Liliana G. dijo...

La ironía le arranca una sonrisa a la realidad a fuerza de la crítica.
El cuento está muy bueno y rescata la hipocresía del momento.
Me parece estupendo que te animes y que grites la sinceridad de tus sentimientos...

Es increíble cómo te vas superando día a día. Felicitaciones.

Besazos, Li. Tkm.

Anouna dijo...

No sabes cuanto disfruté leyéndote. Que genialidad, un momento tan real retratado en tus líneas, con el modo de una ironía que me encanta.

Te pasaste!!! Me gusto mucho, me gustó más!! Genial.

Abrazos,
Anouna

Alma Mateos Taborda dijo...

Un sabio relato, con cronológicas secuencias en su perfecto sitio, para no perder el hilo, y una danza de hipocresía bajo el claro espejo de tus necesarias ironías. Todos son buenos cuando mueren. Excelente trabajo. Felicitaciones!!

Galán de Barrio dijo...

me gustó el final, me gutan las historias de velorios

te invito a leer una mía:

http://galandebarrio.blogspot.com/2008/08/estertor.html

abrazo!

Ivan Ignacio dijo...

No se si reirme o llorar. me gusto mucho.
jaja.
Estas muerto por dentro. no sentis nada, era otro argentino mas, que queres!? no hay argentinos buenos!
Por alguien hay que llorar!
jeejej

pd: Aclarale a los que no son coterraneos que signifca "mersa"
jajaja

Maria Susana dijo...

Que buen cuento Li, te lo vuelvo a repetir, me encantó, y cuánta razón tenés lamentablemente.
Un abrazo amigo.

Con tinta violeta dijo...

Muy bien reflejada la ironía en este relato. Podemos ser falsos e hipócritas hasta aburrir en este tipo de ceremonias. Hay quwe dedicarles palabras bonitas a quienes se lo merezcan ahora que viven...cuando mueren ya no se enteran...y a los que no..."puerta" (decimos aquí).
Mersa, imagino será una "panda, rebaño, recua???algo así???.
Besos Lichi.
Paloma.
(por cierto buenísima pinta tenía el pastel que hizo Susana...¡como debía estar de rico!

DeaBea dijo...

Puras verdades Lisandro! Toda esa mezcla de fastidio y bronca que uno siente ante lo impúdicamente falso!
Un abrazo y gracias por visitarme.

Lisandro dijo...

Oso: Bienvenido nuevamente amigo y gracias por comentar!!! un fuerte abrazo.
Lichi.

Sil: Gracias por tus palabras... un fuerte abrazo amiga.
Lichi.

Lili: Gracias amiga por tan garndes palabras TKm.. y gracias gracias ;).
Lichi.

Anouna: Tambien por aqui recibo tus lindos elogios, un fuerte abrazo y gracias.
Lichi.

Alma: Gracias, y dices toda la verdad!! jeje.. un fuerte abrazo.
Lichi.

Galan: Por alli pasare a leerte, un fuerte abrazo amigo.
Lichi.

Ivan: a Tu pedido, Mersa, quiere decir: Que tienen gustos y costumbres vulgares... estamos?... jejeje... es bueno aclarar. Un abrazo amigo.
Lichi.

Su: Seguro que siempre hay gente asi.. y bue... que se le va a hacer.
Lichi.

Paloma: Gracias por tus palabras, y tu pedido Mersa quiere decir conjunto de personas que tienen gusto o costumbres vulgares... un fuerte abrazo... Ah me olvidaba, esa trota era riquisima!!! un fuerte abrazo.
Lichi.

DeaBea: Asi es, un impudismo de falsedad... se dice impudismo?,,, bueno, me entendes no?... muchas gracias y un abrazo.
Lichi.

Diego - Cerdos y Cerdas - dijo...

por eso no hay que ir a los velorios por compromisos

anapedraza dijo...

¡¡JAAAJAAA!! ¡me ha divertido muchísimo!

Todos somos un poquito hipócritas.

¡Un abrazo!

MIGUEL

Ivan Ignacio dijo...

Yo entiendo por mersa: A un grupo de personas de poca fiabilidad.

Discrepo con vos.

Que tengas una buena tarde

mardelibertad dijo...

Bonioto cuntu, un placer leerte.
Besos

ROSA G.C. dijo...

Muy bien narrado, me fascinó...
Saludos
Rosa.-

delfin en libertad dijo...

Muy buen relato, terribles costumbres, lagrimas tantas veces sin sentido, máscaras y dolores maquillados. Que terrible pasar por la vida y terminarla sin dejar un buen recuerdo. Precioso Lisandro. Un enorme abrazo.

mariarosa dijo...

Lisandro: muy bien escrito. Fui viendo las escenas a medida que leí, me contagiaste el enojo y comprendi tu ironía.
¡Excelente!

mariarosa

Marien dijo...

Me ha gustado mucho el tono irónico del relato. El personaje se ha colocado en una posicion omnisciente que lo sabe todo de todos y se puede permitir la risa a cada comentario. En el fondo muchos son así, otros no.
Gracias por tus palabras en mi blog.
Abrazos

Panchuss dijo...

Master:


BUENISIMO.

SIN Palabras

panchuss