martes, 20 de abril de 2010

UN TRAGO DE DESPEDIDA por Carla Kowalski

- Me enteré de que se casa Pablo- dijo Inés tomando de las manos a Patricia.
Al principio Inés se asustó al no ver reacción alguna en su amiga, pero después la tuvo que sostener cuando su cuerpo se fue hacia el piso.
Las lágrimas goteaban en su rodilla.
Patricia sintió que el mundo la aplastaba contra el suelo, lo siguió sintiendo aunque Inés hacia horas que la había levantado y recostado en su cama.
- Después de tantos años se casa con otra- murmuraba.

Con los días se fue acostumbrando a la idea, aunque tenía la esperanza de que él la llamara, que se arrepintiera, que la eligiera.
Y como respuesta a todas sus plegarias, Pablo llamo:
- Hola, mi vida – dijo una voz masculina.
-¡Mi amor! ¡Mi amor! ¡Llamaste! Me dijeron algo horrible- le contó ella.
- Pará Pato, no digas nada… Te tengo que contar algo, perdona que lo haga por teléfono, pero creo que así nos evitamos una situación incómoda.
- ¿Entonces te casas? ¿Y me lo vas a decir por teléfono? ¿Después de haberte dado seis años de mi vida?- preguntó ofuscada.
- Escenas no, Patricia. Vos sabías que esto algún día iba a pasar, hace diez años que estoy con Alicia. Nunca te engañe-
- Si… pero… yo pensé… yo…- Patricia no podía emitir palabras, sentía que el pecho se le rompía, no podía aguantar el dolor, no podía creer que el amor de su vida se casara con otra. No podía creer que fuera tan hijo de puta.
Pablo, respiró hondo y le explicó:- Pato… Pato… perdóname, es que soy medio brusco para decir las cosas… ya me conoces, pero hay algo mas, ahora que me voy a casar, entenderás que no nos vamos a poder ver mas, es que me quiero poner las pilas…
- Entiendo- dijo Patricia con la cara empapada en lágrimas.
-Pero… en honor a nuestro amor… a todos estos años juntos, creo que nos deberíamos una despedida- Dijo Pablo soltando una risita.
Ella no contestó, quedó inmóvil, sosteniendo el teléfono, sin pestañar, con la vista fija en la pared.
- Ok, no me contestes ahora. Pensalo y llamame. Creo que nos merecemos una última noche juntos, brindar por todos estos años, sería como un trago de despedida ¿no? Pensalo. Chau, bebe.
Patricia colgó el teléfono, luego lo arrojó contra la pared. Tiro todo lo que tenia a su alcance, hasta se propuso arrancar el papel tapiz de la pared. Paró cuando descubrió el piso lleno de sangre. Luego se vio las manos.
Dos días antes de la boda, los amantes quedaron en verse en el departamento de soltero de Pablo. A pesar de los gritos y consejos de Inés, lo había llamado y aceptado su invitación de despedirse con una noche muy especial. Por única vez, un último encuentro.
Se vistió con un vestido ajustado negro, se pinto de rojo los labios y arregló su cabello para que parecieran desordenado. Dejo caer dos gotas de perfume en su escote.
Cuando llego al departamento, Pablo le sonrió e hizo un ademán para que ingrese.
Patricia observó detenidamente los detalles del ambiente: luces tenues, velas por doquier, música romántica. De sus ojos cayeron un par de lágrimas, pensó que quizás alguna vez la había querido.
- ¿Qué pasa mi vida? ¿Tomamos el champagne que trajiste? Que no te quiero ver con esa carita triste- La animaba él.
Patricia lo observaba, miraba su caminar, sus ojos, esa sonrisa fascinante…
Brindaron, tomaron casi toda la botella, él más que ella...
Y Patricia lo seguía mirando, a veces le sonreía cuando hacia una payasada, y le siguió sonriendo cuando lo vio agarrarse el estómago, cuando lo vio retorcerse del dolor.
Y cuando supo que estaba apunto de morir hablo: - ¿Vos no querías un trago de despedida? Yo no, corazón, nos vemos en el infierno.- Y se tomó el último trago con veneno.

48 comentarios:

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Terrible ese final, esta para mujeres asesinas jajaj, me gusto la hisoría es muy apasionante y engancha hasta el final,
te felicito Carla un gran trabajo...
besitos

SIL dijo...

El infierno no es mal lugar para el destino final de dos amantes tan pasionales...
Fuego no va a faltar !
:)
Una mujer despechada suele ser más peligrosa que un tigre herido.
El caballero debió tener en cuenta ese pequeño detalle , tantas veces acuñado en la historia ...
Tu relato lo ratifica.

Buenísimo, Carli.

ABRAZO que abarque a toda la tropa.

SIL

Duna dijo...

Me has recordado a Romeo y Julieta, en versión actual.
Mucho dolor, y una situación imposible de mantener, un trio.
Pero uno no se puede resignar a perder , aunque propicia la pérdida.

Muy bueno Carla.
Besos para ti y los compañeros de taller.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que buen relato Carla!! Coincido con el primer comentario en cuanto al unitario.
Cariños!

Cecilia dijo...

Muy buen relato carla, el final me resultó inesperado, hiciste que la botella fuera un detalle sin importancia, y oh, sorpresa! Un abrazo.

Norma Ruiz dijo...

Carla:
fuerte,con un final que sorprende.
buen relato.
podría ser el guión de una novela.
besotes a todos.

El Drac dijo...

Sí, es un buen relato aunque la verdad no comprendo a esas personas que tienen fijacioón con amar la persona que ya tiene un compromiso. Será que tienen baja autoestima me digo, tal vez algún trauma. Un abrazo

Txema dijo...

Bueno Carla, ahora espero la segunda parte, o tercera incluso, de este relato. No puede acabar así.

Pato tiene que reivindicar su crimen, hacerse famosa, que se discuta sobre ella.



un saludo desde Madrid

Poetiza dijo...

Carla, un gusto leer este bello texto con un final sorprendente. El amor nos vuelve asesinas tambien...Besos, cuidate amiga.

M. Angel dijo...

Carla, niña, que majestuosa narración, con final que no esperabamos. Final triste muy triste, pero con ello muestras sois una narradora excelente

Abrazo sincero

M. Ángel

elisa...lichazul dijo...

intenso e inteligente relato Carla
Felicitaciones

besitos de luz

caminante dijo...

Romeo y Julieta asimétrico.
Calor de pasión ¿dónde mejor que en el infierno?
Gran texto Carla.
Beso grande

MAJECARMU dijo...

Carla,el relato es vital,descarnado y engancha hasta el final..Sólo una mujer sabe la intensidad de su amor y el dolor que siente ante la superficialidad del ser amado,que la va a cambiar a la ligera,sin valorarla..!

Mi felicitación por lo rotundo y auténtico que escribes,Carla.
Mi abrazo grande a ti y a todos.
M.Jesús

GOGO dijo...

saludd Pablitooooooo..!!

buena historiaa... magnificamnente llevadaa..no decaee nunca..final impactantee...me regustooooo....!!

bienn Carlitaaa...biennnnnnn..!!

lujito leerteee..!!

mi cariño entregado ene manoooo...!!

Adrisol dijo...

vaya,vaya...
muy fuerte y apasionado este relato con un final sorprendente!!

graciasss

besitos,reina

Señorita Andalucíana dijo...

Esa si es despedida :)

lidia dijo...

brillante!! es esta por lejos, del comuin de las narraciones...gracias x visitarme
saludos a vos y a todos,los aprecio,aun cuando el aprecio no importe mucho
lidia-la escriba

TORO SALVAJE dijo...

Que maja eh?

Y el otro que tonto...

Besos.

andrés dijo...

Acabar asi puede ser hasta poetico no?

Ya esperaba algo tuyo por aqui, hace semasn que volvi pero veia que no publicabas, me alegra que sea asi

Un abrazo amiga

andrés

Liliana G. dijo...

¡Uuuh! ¡Qué mal! Mirá que hay formas de vengarse de un turro como ese, haciéndosela bien difícil, por ejemplo. Pero es un lástima que ella se fuera junto con él, porque al final, lo siguió y el tipo no se lo merecía...

Puff, si la situación me dio bronca desde principio, ahora me dejó asombrada.

Muy bueno el relato, Carla, el final insospechado le da el toque justo.

Besotes.

beker dijo...

Muy buena Carla, un relato excelente en el que se mezclan con sabiduría muchas emociones y donde los personajes nos van llevando de la mano hasta ese increible fin... maestra, besos

delfin en libertad dijo...

Un relato que mantiene la atención con un final impactante. Bien logrado. Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

Excelente relato! Ya sabés que a mí estos textos me fascinan, el final es cinematográfico!

BESOTES GUAPA!!

Relevo dijo...

Carla, muy buena la historia!

Se la tenía escondida la asesina.... bien adentro de la botella pero también dentro de su corazón ;)

Ligia Melo Martínez dijo...

Bien, muy bien, amiga.

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Buen relato que engancha de principio a final-

Un abrazo

Maite

ALA_STRANGE dijo...

2Patricia sintió que el mundo la aplastaba contra el suelo, lo siguió sintiendo aunque Inés hacia horas que la había levantado y recostado en su cama."


que hermosa imagen

:)

don vito dijo...

Es un placer leerte Carla, un lujo para los seis sentidos,gracias, buen dia, besos

Mai Puvin dijo...

Qué fuerte y qué bueno, Carlita!... Muchas cosas me hicieron ruido, sobre todo en la primera parte... ¿aceptar ser segundas? ¿Creer que porque damos dbemos recibir?... Creo que esos son los aspectos que nos van carcomiendo, sometiendo y luego... el final se hace obvio... y hasta necesario.

Hay varios brindis merecidos por ahí...

Impecable princesa! Besazos para todas/os

anapedraza dijo...

¡Ostras Carla!, ¡me has hecho pegar un bote en el asiento!, me has tenido en tensión todo el tiempo, y el final tan trágico no lo esperaba, ha sido como un grito en el silencio.

¡Muy bien!

Por cierto, perdóname por tardar en pasar, últimamente ando mal de tiempo, por eso tardo en pasar, ¡pero paso, eh!

¡Un beso y saludos para todos los miembros del Taller Kapasulino!

Miguel

J. L. Maldonado dijo...

Buen texto Carla, tienes sus hitos casi de telenovela. Va bien. Como diría Fito "Confiá" en tu trabajo, pues promete.

Albino dijo...

Tranquila, Patricia, que Pablo no es el único hombre del mundo. Seguro que encontraras a otro que te quiera más y a quien tu quieras mas.
Asi lo deseo
Besos

Julia R dijo...

Muy bueno Carla! disculpa la tardanza, pero siempre me dejo las lecturas más largas para lo último por que me gusta hacerlo tranquila y con tiempo. Tampoco entiendo a las personas que se aferran a un imposible y pierden tanto, como Pato que entrego hasta la vida por quién no la merecía.
Un gusto leer tu texto.

Besos y buen finde.

MariluzGH dijo...

jeje eso le pasa por imbécil.
Muy bueno, Carla :)

abrazos

mariarosa dijo...

Ay no Carla, ella no.
Mientras leía imaginaba como lo mataría, porque yo lo sacaba de escenacon algo. Pero ella merecía un poco de felicidad.
Hermosa historia.

mariarosa

Martín dijo...

y después no preguntan por qué nos volvemos neuróticos.

Saludos Carlita.

Maria Susana dijo...

Buenísimo Carla , ya lo veo como un guion para la tv.!!!Un abrazo amiga.

Rayuela dijo...

bravo Carla!!!!!!!! qué buen relato negro!

y le diste una tensión y una velocidad excelentes.


mil besos*

wílliam venegas dijo...

¡Guácala! De alguna manera, uno entiende que algo va a pasar al final, lo sugiere la misma instancia de la trama; pero de hecho el final resulta bien sorpresivo y, si se quiere, espeluznante, como una imagen del cine gore. Creo que podrías enriquecer el texto en su latitud descriptiva, un poco más de imagen, de metáforas, de símiles en las palabras del narrador, sería como meterles gotas a unos ojos secos. ¿No crees?

Belkis dijo...

Estupendo relato Carla, aunque con final triste. Hay momentos en la vida en que las pasiones nos desbordan y nos hacen reaccionar de manera irracional. Buena mezcla de ingredientes la que tiene esta historia. Me ha gustado mucho.
Un abrazo muy grande.

Noelia dijo...

Carli... bien pensado y armado, todo encaja a la perfección, dejandote un gusto amargo y triste en la boca... Es genial como logras todos tus escritos! ESte en especial da miedo...
besotes carli....
Te kiero mucho!
Noe!

Galán de Barrio dijo...

Bien Carla, me gustó ese final!
Típico de hombres eso de no querer largarla definitivamente hasta el final...

Pero bueno, me quedo con tu resolución shakespereana de estos romeo y julieta posmodernos

beso!

José Del Moral De la Vega dijo...

Pensé que ibas a salvar a la chica..., pero al final decidiste que era mejor que se fueran los dos juntos, aunque fuera al infierno... ¡Qué sentido tan generoso, el tuyo..! Magnífico.
Un abrazo

calamanda dijo...

La sorpresa hasta el final y con un final insospechado, pero la
historia es frecuente y una desgracia para los que la sufren,
pero es también parte de la vida y
no gusta cuando nos toca de cerca...es muy difícil.

Un placer seguirte.Saludos.
Un beso.

Amada Inmortal dijo...

gracias por compartir buena literatura... te abrazo a la distancia... besos

salvadorpliego dijo...

Vaya forma de despedirlo. Muy bueno ese cierre.

Un fuerte abrazo para ti.

Marien dijo...

Mujeres afrentadas y asesinas, me gustó el final aunque haya sido con burbujas envenenadas. Una buena tensión.
Besos

Sandra Pasquini dijo...

Una mujer burlada puede llegar muy lejos, quizá al conocido ¿mío o de nadie?
Nunca se sabe, jugar con los sentimientos del otro, es un juego impredecible y perverso, en este caso resultó trágico y sangriento.
Muy bien Carla.