jueves, 16 de septiembre de 2010

TALLER ABIERTO SEPTIEMBRE 2010

Como ya todos saben una vez por mes publicamos el trabajo de nuestras visitas.
En este caso nos visitan Lydia Raquel Pistagnesi y Daniel ivan caravedo Ayasca
A continuación encontrarán una pequeña reseña de cada uno, luego, para leer sus textos, cliqueen "leer mas".

Lydia Raquel Pistagnesi nació en 1.956. Es de Banfield, Buenos Aires, Argentina. En su blog http://poemasdelydiaraquelpistagnesi.blogspot.com/ podremos encontrar: Poemas, los libros de Lydia Raquel Pistagnesi: Eres el paisaje que se adentró en mi sangre... El grito que acompaña mis silencios... La mirada que se esfuma en el crepúsculo cuando asoman las lágrimas. Hoy nos regala su texto: Reflexión.

Daniel nos cuenta que: Hola! Mi nombre es Daniel, firmo en la web siempre como dIcSoCiablE, un seudonimo de lo mas curioso que engloba las tres primeras iniciales de mi nombre y que suena muy parecido a la palabra disociable, que es el adjetivo que se suele utilizar en psicologia para referir a un tipo de personalidad, que guarda ciertas semejanzas con la mia.
Pueden visitar su blog: Larga zona
Hoy nos regala su texto: Suceso


Reflexión por Lydia Raquel Pistagnesi

Mas allá, existe un ser capas de explicarnos el porque giran los planetas y las experiencias se repiten a lo largo de los siglos del horizonte, donde la esperanza no existe y la memoria nos acosa.

Es el mismo ser que baraja los naipes y nos entrega siete a cada uno de nosotros.
Siete son los caminos a seguir, con ellos forjamos nuestro destino y cincelamos nuestra vida.

Somos los unidos alfareros de nuestros triunfos y fracasos. Nadie nos empuja al precipicio ni nos regala la felicidad.

Caminantes de lo incierto, el sufrimiento nos purifica o nos separa de la realidad. Somos capaces de amar hasta el delirio u odiar hasta la locura para caer sin quererlo en el oscuro hueco de la indiferencia .

En ese brevísimo instante, cuando ese fondo nos alcanza, tenemos la energía para mirar hacia la tenue luz que asoma desde un exilio de oscuridades.

Entonces comprendemos la importancia de regalar una caricia, a esa lágrima que escapa desde el vórtice del misterio y se acerca a nosotros mendigando una sonrisa



Suceso por Daniel ivan caravedo ayasca


Suenan pasos a la distancia, el sonido de los tacos de mi madre se escuchan, clap clap clap, y a su costado estan mis pasos.
Mi madre me dice con la ternura que la caracteriza: “Esperame aquí, no tardare mucho” y yo me quede ahí esperando, contando los segundos hasta que ella volviera, escuchaba el sonido de sus tacos alejarse sumergirse dentro de ese gran bullicio de voces y pasos, siento la brisa en mi cara y escucho un “splash” que provoca un silencio perturbador. Es como cuando tienes miedo y un viento frio recorre tu espalda.
Yo empiezo a dar unos pasos y empiezo a murmurar, se pueden seguir escuchando pasos y voces nadie se ha detenido, nadie se ha inmutado por aquel sonido Las palabras salen de mi boca como un balbuceo incesante.
“Su cabeza esta alejada de su cuerpo, puedo ver sus ojos mirar su cuerpo esta destrozado, es como cuando aplastas la plastilina y sale por las ranuras entre tus dedos, me pregunto ¿acaso le habrá dolido?, ¿acaso habrá sufrido?, se pueden ver en sus ojos abiertos que no ha sufrido, tiene una expresión de sorpresa que hace maravillosa esta escena, me vuelo a preguntar ¿Por que nadie hace algo?, ¿Por qué nadie lo cubre?, ¿Por qué nadie la detiene de su lento caer? Resbalándose en su propia sangre, cual niño en un tobogan, ¿acaso esperan a que lo haga yo? “
Camino con miedo, paso a paso, me acerco a donde yace el muerto, respiro hondo y me acerco a verlo con mas detenimiento, acerco mi dedo aun con temor, los pensamientos invaden a mi cabeza “si lo toco se moverá” , siento una intensidad y angustia, mi cuerpo se vuelve pesado y puedo sentir como el tiempo se ralentiza a mi alrededor. Acerco mi dedo lentamente
El sonido de los tacos, clap clap clap, vuelven a acercarse, pone una mano sobre mi hombro y con su voz cariñosa me vuelve a decir “vámonos”.

8 comentarios:

Kapasulinos dijo...

Muchas Gracias Lydia y Daniel por participar en el Taller Abierto de Kapasulinos!!!!!

Carla dijo...

Lydia: Una maravillosa reflexión poetica. Me encantó!

Daniel: Un texto fuerte, intenso. Maravillosos los recursos visuales y auditivos.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Carla , Kapasulinos, no me den las gracias. Soy yo la que les agradesco por permitime llegar a los lectores. Esa es la misión del escritor
Los quiero mucho
Lydia Raquel Pistagnesi

SIL dijo...

La reflexión que resume: somos capaces de amar hasta el delirio u odiar hasta la locura para caer sin quererlo en el oscuro hueco de la indiferencia es un apotegma.
Se da SIEMPRE. Está en la naturaleza humana.
Excelente el texto.


El sangriento suceso me abre interrogantes. Creo que la madre ha matado al padre... me dio esa sensación.
Para proteger a su cachorro y a ella misma...?
Todo puede ser.

Felicitaciones a ambos autores.
Besos a la tropa.

SIL

anapedraza dijo...

¡Buenos días a todos los miembros del Taller Kapasulino!

Lydia: Sin palabras (tómalo como un cumplido).

Daniel: Me has puesto en tensión, eso es muy difícil de conseguir.

¡Gracias por compartirlo!, es un forma de conocer el trabajo de grandes blogueros, que no conocemos de otra manera, y además, me deja un gusto amargo, porque el número de blogs que se puede visitar siempre son pocos.

Miguel

largazona dijo...

Kapasulino gracias por la publicación pero una correccion en el apellido no es "atasca" sino "Ayasca"

Lydia muy buena historia x]

Gracias a todos por los comentarios sobre mi historia x]

MariluzGH dijo...

Magníficos relatos...
a Lydia la sigo hace bastante tiempo :) y disfruto sus escritos pero a Daniel no le conocía y me ha sorprendido muy gratamente ... gracias por acercarnos a ellos

abrazos para todos

Juan Francisco dijo...

Hola soy nuevo en esta plaza, he venido desde el Blog de Lydia Raquel para leer su Reflexión. Me quedo con vosotros y pasare a menudo como un regalo para mí ánimo. Un abrazo.