domingo, 19 de septiembre de 2010

Vivir. Por Noelia.

¿De qué sirve ese anhelado desahogo
que noche tras noche, en desvelo
como un sueño detenido
asecha la pesadumbre de mi cuerpo
que va desvaneciéndose en vida?

Me eliminé de la competencia de raíz.
Ante la impotencia de verle la espalda
a eso que parecía no tener final.
Desesperante como sentirse solo a penas despertás.
Solo, sumergido en el mundo.
Descolgado, del resto de las personas.
Sordo, al murmullo que se mete en tus oídos,
tan aborrecible e imposible de escuchar.
Porque es desgarradora la unión entre el silencio y la soledad,
y perdemos el equilibrio y toda razón que alguna vez llegamos a tener.
Mirá ahora la lluvia, ¿la ves?
Sentí cómo te moja el pelo,
cómo se te pega a la cara.
Escuchá cómo suena cuando cae en la tierra.
Tocá el barro que te ensució la ropa. LLorá.
Pero… remové cada uno de tus huesos de ese charco,
juntalos uno por uno, y volvé a armarte
con la actitud necesaria para ayudar a armar a alguien más.
Es el mismo valor que necesitaste antes para ser feliz,
con la diferencia de que ahora,
lo único que hay que hacer, es seguir de pie.
Porque no querés sentir más la tierra mojada.
No querés ahogarte más con eso que emana de tu alma
y parece estar pudriéndose.
Querés ver la lluvia.
Y no nadar más en tus lágrimas,
volver a caminar sin miedo,
sin temor a un día hacerte polvo y volar con el aire.
¿Habrá sido ése, cuando se esfumó la armonía,
el día que estuve a punto de morir?

11 comentarios:

Almenara dijo...

Sencillamente espectacular, me quedo con este pequeño fragmente que por más simple que se lee, esos pequellos detalles son los maravillosos:

Mirá ahora la lluvia, ¿la ves?

Sentí cómo te moja el pelo,

cómo se te pega a la cara.

Escuchá cómo suena cuando cae en la tierra.

Carla dijo...

wwwaaaaawwww! Que final que decora como una frutilla a la torta este inmenso extracto de tu ser!!!
Que decirte Noe... cada vez escribís mejor. sos una genia, no hay otro adjetivo para vos!

SIL dijo...

Pero… remové cada uno de tus huesos de ese charco,
juntalos uno por uno, y volvé a armarte
con la actitud necesaria para ayudar a armar a alguien más.///

Chapeau !! Noe...

Besos a todos

SIL

Hecho en México! dijo...

Muy bonito poema con energia y entusiasmo, con ganas de seguir viviendo...

Hasta la victoria Siempre!

anapedraza dijo...

Simplemente, ¡GENIAL!

¡Muy bien!

Miguel

Manolo Jiménez dijo...

Cuando se unen silencio y soledad nos quedamos tan vacíos que cuesta un mundo salir de esa situación.

Excelente poema, creo que conseguiste plasmar un sentimiento por el que todos hemos transitado alguna vez.

Abrazos.

Clara dijo...

Un sentimiento de empatía me atrapa al leer este post. Porque recuerdo haberme sentido así, en algún momento de mi vida. No es algo agradable, pero forma parte de la vida, que nos brinda estados de gran alegría, pero también de profunda tristeza y desesperación. Siempre en nosotros está la solución, la salida, pero a veces cuesta un poco encontrarlas. ¡Volvamos a caminar sin miedo!
Cariños a todos los escritores del Taller. Es un verdadero placer leerlos.

Muchas Gracias Total

beker dijo...

Entre sentimientos de ida y vuelta, con todos esos matices de ayer y hoy se van entre silencios desprendiendo cada hoja que vuela con pausa melancólica alrededor... hacia donde camina la vida? Me ha parecido magnifico el texto. Un abrazo

MariluzGH dijo...

Excelente!! Es un hermoso grito de vida
¡¡¡fuera las lágrimas!!!

abrazos :)

el oso dijo...

Dolores, sentires, todo el vivir en pocos versos.
Buenísimo Noe

Pablo Iván Ríos dijo...

Hermoso Noe.
Hermosa obra.
Hermoso blog.