viernes, 15 de agosto de 2008

Aislamiento

Encerrado en mi habitación
me aislé de la realidad
la cual no quise enfrentar,
no encontré una razón...
y me instalé en la depresión
sin nada esperar,
porque se que la versad
hace sangrar el corazón.
Necesito de la soledad,
ella si sabe respetar,
cualquier tipo de decisión
que llena mi vaciedad.
Pero no le doy utilidad,
me lo impide esta prisión,
ya no puedo escapar...
Soy rehén de la oscuridad.
Y sin esperanza de soñar,
y sin buscar una solución
no encontraré la claridad
por mis pocas ganas de cambiar.
No tengo fuerza para luchar
me prohibieron la libertad.
Seguiré encerrado en mi habitación...
Dejaré el tiempo pasar.

1 comentario:

Sil dijo...

Y cuando pase el tiempo suficiente, descubrirás que vos tenés la llave para abrir la puerta y salir a respirar.

Hay dolor en tu poesía, pero eso no la hace menos hermosa.
Mi versos también sangran un poco...

Te felicito.