domingo, 31 de agosto de 2008

MONÓLOGO VESPERTINO

Escucho un fuerte alarido casi después del disparo. Me ha despertado y siento frío. La veo arrodillarse frente al cuerpo, murmura palabras pero no le entiendo… está llorando. No puedo ver quién es, quiero tocarla… tampoco puedo. Me pregunto si soy un espectador de una obra de teatro a oscuras, ubicado en un rincón oscuro del escenario. El tiempo es otro, todo transcurre muy lentamente, las escenas son pausadas. Comienzo a sentir un dolor muy agudo, desesperación, angustia, creo que mi cuerpo es su cuerpo. No, todo es confuso… quizás sólo siento dolor. Necesito ver su rostro pero está de espaldas a mí y no puedo moverme, me desespero y éste miedo ahora es mío.
¿Quién es el que me obliga presenciar ésta escena? Cruel situación en la que sólo puedo observar sin ser visto; intento cerrar los ojos pero una fuerza mayor a mi resistencia no me lo permite, quiero volverme pero los esfuerzos son en vano, parece que estoy condenado a no perderme detalle de lo que ocurre frente a mí. Me doy cuenta que desde que desperté estoy mojado. Noto que debajo del cuerpo fluye sangre; siento escalofríos al pensar que me ha salpicado… otra vez ese dolor, ¿será quizás que mi piel se desgarra? No, es ella que grita nuevamente. Pero ahora una idea ilumina mis pensamientos… soy parte de un sueño, de una terrible pesadilla, sólo puede ser eso, y mañana no recordaré nada o tan sólo me reiré de esto… de creer que estaba despierto ante terrible infamia. ¿Cómo no se me ha ocurrido antes? Es la única explicación lógica ante ésta situación increíble, pero a pesar de esto nuevamente me siento extraño porque algo dentro de mí me dice que no es un sueño, pues ya he despertado ante el sonido del disparo.
Ante tal incertidumbre observo detalladamente la escena, ella se levanta y camina hacia un costado, éste nuevo movimiento me permite ver la identidad del cuerpo.
Una terrible revelación me hiela la sangre, las lágrimas brotan de mis ojos. Es mi rostro, es mi cuerpo e inmediatamente comienzo a recordar todo… mis pensamientos y mi sufrimiento por no poder volver a tocar y hablar con Adela… el revolver en mi sien, el disparo, todo. Pero algo peor se avecina, me doy cuenta que la mujer de la habitación es Adela, aunque no pueda ver su rostro ahora se que es ella, la veo arrodillarse frente a mi cuerpo, acariciar mis cabellos, mi cara… toma el revolver, prepararlo… mis gritos y mis peticiones no sirven de nada y entonces, dispara, cayendo sobre mi cuerpo. No puedo soportar éste dolor, es mas terrible que el de saberla lejos… pero mis ojos me devuelven la felicidad, su imagen está frente a mí. Que hermoso saber que vamos a estar siempre juntos. La miro con amor, pero sus rasgos se transforman en un gesto de espanto al ver los dos cuerpos. Pobrecita, no debe querer presenciar ésta imagen, es muy doloroso. Susurro su nombre… lo grito, pero ella no hace más que llorar. No puedo acercarme, lo intento, pero es imposible. Me siento desvanecer al darme cuenta de esta situación desdichada, de ésta tortura, no puede ser tan cruel, no puede haber jugada mas irónica… destino fatal en el que tendré que soportar el dolor inmenso de la situación por la que me he matado, y ella estará, encerrada en éste cuarto como yo, sabiéndome y viéndome muerto hasta que la eternidad no exista.

5 comentarios:

OdECk dijo...

Bueno ya estan agregados en mi Blogroll de mi blog http://www.odeck.net/blog hay tambien les pido apoyo, aver si me pueden agregar

OdECk dijo...

gracias por agregarme... y pues si me kieren agregar a su msn para estar en contacto mi MSN es: odeckx@gmail.com

Panchuss dijo...

carla:
escribir tanto en tan poco, no lo hace cualquiera. decir sin decir, no es facil.es un ida y vuelta. veo lo que vez y siento lo que le pasa al personaje, cuando lo leo soy el personaje. pero si me permitis, no expliques que sos un espectador, ya lo estas diciendo. lo demas es maravillosa la transmutacion del espectador en el personaje.
despues de la uña de pedro perez, este es el que mas me gusto.
panchuss

el oso dijo...

Bueno, bueno... esto sí que no lo esperaba. Grata sorpresa. ¡Muy lindo texto! Encima de un grupo de blogueros literarios villense, ¡buenísimo! Les cuento que pertenezco a otro, pero un poco particular: unos villenses aquí, otros diseminados por el mundo, con la misma inquietud: la palabra dada.
Los invito a villeraturas.blogspot.com a su vez que me autoinvito a seguir leyendo.
¡¡Abrazos!!

Navegante Del Alma dijo...

Tremendo, muy intenso y llevadero.
Me gusta como escribís.
Besos.